Actualidad

Imputan a ama de llaves por el robo de valiosas joyas

Nicolás Latourrette Bó denunció el hecho. Lo sustraído tiene un valor total que supera los G. 5.500 millones.

Flora Irene Giménez Cáceres (51) era ama de llaves en la residencia del filántropo Nicolás Darío Latourrette Bó, director del Museo de Arte Sacro. Hacía varios años que trabajaba en el lugar y gozaba de la plena confianza del dueño de casa.

Sin embargo, en los últimos tiempos, el señor empezó a darse cuenta de que le faltaban algunas cosas, especialmente joyas muy caras que él tenía en su poder, por lo que el lunes 16 de diciembre del año pasado radicó una denuncia por hurto, manifestando que el hecho se produjo el viernes 15 de noviembre, según el escrito fiscal sobre el caso.

En su casa tenía varias cosas de su patrón

Se inició una investigación y se supo que la ama de llaves solía sacar cosas de la residencia, sin que se sepa de qué se trataba.

Latourrette mencionó que la única persona que tenía acceso a todos los sectores del domicilio era la señora Flora Irene, por lo que ella surgió como sospechosa de los robos.

El sábado 11 de enero se realizó un allanamiento, solicitado por la fiscala Esmilda Álvarez, en la vivienda de Giménez Cáceres, ubicada en las cercanías de la Terminal de Ómnibus de Asunción.

En el lugar, fueron encontradas varias cosas de valor, tanto material como sentimental, pertenecientes a Latourrette Bó, que tras ser recuperadas se comprobó que totalizaron un valor de 4.925 dólares (unos G. 31.400.000).

Sin embargo, faltaban importantes y valiosas joyas, cuyo valor total alcanzan 854.140 dólares (unos G. 5.500.000.000), según los datos.

Se trata de al menos 6 joyas de muy alto valor, que el dueño tenía guardadas.

Robo agravado

Ante las evidencias, la fiscala imputó a la ama de llaves por robo agravado, decisión que fue aceptada ayer por la jueza Clara Ruiz Díaz.

La procesada debe presentarse a declarar en una audiencia indagatoria, el próximo 5 de febrero.

El abogado del denunciante pidió que se envíen oficios a las principales casas de empeño de Asunción y alrededores, a fin de que informen si la señora Flora Irene Giménez Cáceres realizó operaciones o transacciones sobre algunos de los bienes faltantes en los últimos meses.

Latourrette no pierde la esperanza de poder recuperar sus joyas, ya que se trata de piezas únicas y es posible identificarlas enseguida, en caso de que se quiera comercializarlas en el mercado negro.

El afectado se había encargado de la restauración de la Casa de la Independencia.

Un alto valor

Falta prendedor de 700.000 dólares

Entre las joyas que fueron robadas hay un prendedor del Siglo XIX de diamantes de Mina Golconda, de India, con un diamante principal de 15 quilates, catorce medianos y doce grandes, desmontables en dos piezas, engarces de oro, que cuesta 700.000 dólares (unos G. 4.500.000.000).

Además, figura un anillo de oro blanco de Malta de diamantes, cuyo valor alcanza los 100.000 dólares (G. 652.000.000), un prendedor cruz de Malta de diamantes, de 45.000 dólares (unos G. 293.000.000) y una pulsera pesada de oro malla ancha de 5 cm, de 6.000 dólares (casi G. 40.000.000).

Las cosas que había en la casa de la ama de llaves era de uso cotidiano, pero también muy caras, según datos

Dejá tu comentario