Actualidad

Ian, el niño que enseña sus trucos para ahorrar

El chico, oriundo de Bella Vista, Itapúa, hasta ideó una moneda: el Guaraní Soriano. También explica, en videos que se hicieron virales, la ley de la oferta y la demanda.

El niño Ian Fischer (11) se hizo viral en la página de Facebook de su papá llamado “Lauro Fischer un Paraguay más positivo” con un video donde enseña cómo ahorrar.

“En la primera semana tenés que ahorrar G. 5.000. En la segunda semana, G. 10.000; en la tercera semana, G. 15.000 y así”, dijo.

La estrategia es que cada semana se ahorre G. 5.000 más y al final, en la última semana se cargue G. 260.000.

“El resultado de todo el ahorro, si se pone bien es de G. 6.800.000 en el año”, afirmó en el video filmado en Bella Vista, Itapúa.

La publicación tuvo más de 2.000 reacciones y se hizo viral. Algunos adelantaron que pondrán en práctica los trucos que aprendieron.

Todo inició cuando el papá de Ian habilitó hace un mes la página sobre historias positivas y el niño le pidió compartir allí sus conocimientos.

Lenguaje sencillo

El niño también explicó en otro video los efectos de la suba y baja en los ahorros en un lenguaje muy sencillo.

“Ni en la facultad me explicaron así de bien”, dijeron algunos sobre otro video suyo sobre la ley de la oferta y la demanda.

Cabe señalar que su truco para ahorrar ya lo puso en práctica con su padre hace un año, con muy buenos resultados.

“Desde antes de que naciera, con mi esposa le abrimos una caja de ahorro, después cuando tenía conocimiento le explicamos para que cuando tenga 18 años pueda tener un capital”, dijo el padre.

El niño incluso desarrolló una moneda imaginaria que se llamaría el Guaraní Soriano que cotizaría igual que el guaraní pero con unos ceros menos.

Ian sueña con ser Presidente

Pero el mitã’i genio apunta mucho más alto. Desde los 6 años quiere ser presidente de la República y con ese ideal aprende de todo sobre guerras, países y economía.

“Él venía diciéndonos que él va a fundar un país nuevo, un país libre de corrupción, bien organizado, pero creíamos que era algo pasajero”, contó su papá.

Desde ahí, Ian sigue soñando con esa idea y se prepara para diseñar cómo van a ser las políticas de ese país.

Dejá tu comentario