15 jun. 2024

Homonimia: Policías la encapucharon y esposaron por error

Denunciante dijo que no era ella, pero la apresaron. Su pesadilla inició a principios de octubre pasado.

d767c224-b404-464d-9d72-8eb079fcaa0a.jpg

Los policías la llevaron con capucha a un calabozo.

Lucía Acosta Galeano llegó a la comisaría segunda de Caaguazú y se presentó ante los policías. Sin mucho rodeo, dijo a los oficiales de guardia que tenía una orden de captura y que se presentaba para solucionar el problema.

La cuestión no era tan sencilla como someterse a la Justicia, porque en realidad la orden de captura no era de ella. “Tenemos el mismo nombre”, afirmó a EXTRA.

Resultó ser que Lucía tiene una homónima, que en el año 2017 fue denunciada por maltratar a sus 7 hijos. “Yo tengo tres (hijos) nomás”, expresó.

Desde Luque se fue a Caaguazú, era la primera vez en su vida que pisaba esa parte del país, pero los policías no tardaron en detenerla. “Me fui para ver qué pasaba y me pusieron las esposas, la capucha y me llevaron de aquí para allá como si fuera culpable”, relató.

Por la cédula

Toda la pesadilla de Lucía empezó a principios de octubre pasado, cuando se fue a retirar las cédulas de sus hijos y la suya, que renovó en Identificaciones de la Policía.

“Me fui como para retirar, me dijeron que tenía ese problema. Yo ni siquiera sabía, me quedé sorprendida porque nunca tuve problemas con la Justicia”, indicó.

En el tiempo que se hizo la denuncia, la fiscal era Irene Álvarez, pero actualmente la causa está en manos de Norma Salinas.

La abogada explicó a EXTRA que todo luego comenzó con la cédula, porque, al parecer, los policías en el tiempo que se hizo la denuncia, tratando de rastrear a la mamá golpeadora, anotaron el número de cédula de otra, de la luqueña.

“Estamos haciendo todas las diligencias para que sea sobreseída. Podíamos pedir prescripción, pero si pedimos es como que ella realizó el hecho punible”, dijo la fiscal.

Lo que más le preocupa a Lucía es justamente eso, tener antecedentes policiales que le compliquen en su día a día. “¿Quién me va a dar trabajo así ahora?”, cuestionó la mujer. Ella trabaja como doméstica.

Contó que hasta el denunciante confirmó que no se trataba de la misma persona.

Va a solucionar

La fiscal comentó que pidió a la Codeni, a la Defensoría y al Registro Civil datos para solucionar el problema de Lucía. “En breve vamos a dar resultado limpiando el nombre de esta señora”, manifestó la fiscala.