Actualidad

Excavan pozo en matadería de Itá en busca de joven desaparecida

El patrón de la chica pasó a ser un nuevo sospechoso para la policía en el caso.

Agentes de Investigación de Delitos de Central, bomberos voluntarios y funcionarios del Ministerio Público llegaron esta mañana hasta una matadería situada en la compañía Pehuajó de Itá, donde iniciaron una intensa búsqueda de la joven madre de 21 años, Luz Dahiana Espinoza, quien hoy cumple una semana de desaparecida.

En el lugar, los intervinientes procedieron a la excavación de una cámara séptica que se encuentra en el fondo del terreno de la matadería. Tuvieron que darle una pausa al trabajo, debido a que se toparon con una base de hormigón armado que requirió la utilización de maquinarias para continuar.

Según reportó a Telefuturo el periodista Francisco Ortiz, el dueño del sitio es patrón de la chica, con quien además de la relación laboral, aparentemente compartían una más cercana, de amistad, debido a que según testigos, el hombre, identificado como César Brítez, solía pasar a buscarla de su casa para ir al trabajo, en horas de la mañana, noche y madrugada.

De acuerdo a los datos, Brítez cuenta con una carnicería en el centro de la ciudad y eventualmente Dahiana lo acompañaba hasta el sitio hoy allanado para trasladar ganado y mercaderías. Los intervinientes refirieron que, llamativamente, pese al relato de los testigos, Brítez no aportó mucho a la investigación e incluso refirió que no recuerda la última vez que la vio, alegando que tiene muchos empleados a su cargo.

Ante esta situación, el hombre pasó a ser un nuevo sospechoso en el caso, donde ya se encuentra detenido el novio de la joven, Joel Guzmán Amarilla Jara.

Celular tenía la suegra y sangre en la ropa es humana

El comisario Rubén Paredes, jefe de Investigación de Delitos de Central, confirmó que este jueves se recepcionaron los resultados de la prueba realizada a las prendas halladas en casa de Amarilla Jara y estas dieron positivo a sangre humana. Explicó que se realizará un estudio más profundo para saber a quién pertenece.

Cabe recordar que Joel había dicho que la sangre era de pollo, pues trabajaba en una pollería. Otro elemento llamativo en torno a la pareja es que los investigadores localizaron el celular de Dahiana en poder de la suegra. "Estos son elementos importantísimos", expresó Paredes.

Sin embargo, aseguró que tanto este como Brítez son sospechosos al ser las dos personas con quienes la chica compartía de forma más cercana.

Familiares acompañan búsqueda

Juan Ignacio Espinoza, padre de Dahiana, contó que desde ayer se encuentran acompañando a la comitiva de investigadores en la búsqueda de la chica. Dijo que él no conoce personalmente al patrón de su hija, pero que escuchó hablar de él en conversaciones con la desaparecida.

“Hace poco nomás que se conocen y el señor le llevó para que trabaje con él. Mi hija anteriormente trabajaba en otro lado. Después le conoció y le llevó a trabajar con él”, comentó a Telefuturo.

Dejá tu comentario