COTIZACIÓN
Compra
Venta
DÓLAR
G 7280
G 7410
PESO AR
G 18
G 25
REAL
G 1390
G 1470
PESO UY
G 200
G 270
EURO
G 7400
G 7800
YEN
G 35
G 60
clima
23.7º C

Actualidad

Escapó del hospital con su beba recién nacida y fue detenida

El papá de la beba quedó detenido por tener orden de captura pendiente desde hace dos años, según los datos policiales.

Cuando las enfermeras se dieron cuenta que la beba recién nacida ya no estaba en la sala de neonatos del hospital regional de Caacupé, decidieron pedir ayuda a la policía para ubicarla junto con su madre, una joven de 19 años, que la sacó del lugar sin antes recibir el alta correspondiente.

Inmediatamente empezaron a buscarla. Los uniformados de la capital de la fe avisaron de la situación a sus pares de las comisarías vecinas y agentes de la comisaría 14 de Piribebuy se trasladaron hasta la compañía Ycua Porá de esa ciudad, donde se enteraron que vivía la muchacha con el padre de la criatura.

Efectivamente, allí encontraron a ambos. La joven fue detenida por los efectivos policiales para ser trasladada nuevamente al nosocomio, mientras que grande fue la sorpresa de los efectivos al pillar que el papá, un hombre de 30 años, estaba fugitivo de la justicia desde hace dos años.

D. Cabral, cuenta con antecedentes penales por violencia intrafamiliar (2018) y, homicidio doloso en grado de tentativa y violación a la ley de armas (ambos de 2019) y la orden de captura pendiente por hurto especialmente grave.

En poder del detenido, los policías incautaron un rifle de fabricación casera y otro de aire comprimido, además de un arma blanca. Los uniformados trasladaron al detenido hasta el calabozo de la comisaría.

El procedimiento se realizó alrededor de las 16:20 de ayer, miércoles.

https://twitter.com/policia_py/status/1600664029349179392

Otra nena desparecida

Alrededor de las 14 horas de ayer, también se reportó la desaparición de una menor de 12 años, Sonia Noguera Benítez. La denuncia fue formulada por su mamá, Basílica Benítez, en sede de la comisaría primera. La doña relató a los agentes que su pequeña estaba jugando con otros niños en la plaza Teniente Fariña, en el centro mismo de la ciudad, mientras ella vendía sus chipas en sus puestito.

En un momento dado, le perdió la vida y desde entonces ya no sabe más sobre su paradero. La menor y la madre son residentes de la compañía Azcurra.

Dejá tu comentario