Actualidad

Entró a la casa de un subcomisario y con lo que robó armó feroz farra

El circuito cerrado descubrió al "Robin Hood" del asentamiento San Miguel de Ciudad del Este. Este invitó a comer y a beber con el botín que encontró.

Las cámaras de circuito cerrado de la casa del subcomisario Blas Fernández de Ciudad del Este (Alto Paraná) captaron que dos hombres entraron a su casa mientras el uniformado fue a trabajar.

Los sujetos revolvieron todas sus pertenencias y encontraron G. 8 millones que el Fernández estaba guardando.

Al mirar las imágenes e indagar un poco con sus camaradas de la comisaría 22° del Barrio Don Bosco, localizaron a uno de los supuestos ladrones. El muchacho fue identificado como Juan Alberto Ávalos Argüello, de 37 años.

Ávalos fue detenido en el asentamiento San Miguel 2, pero su cómplice todavía no fue localizado, informó el suboficial Raúl Parra.

Según los comentarios de los vecinos de ese asentamiento, el hombre utilizó parte del botín para armar tremenda farra con comidas y bebidas que invitó incluso a la cuadra entera, el mismo día del robo, el sábado último.

Actualmente Juan Alberto está en la Dirección de Policía aguardando las disposiciones de un juez.

Por su parte, la víctima indicó que prefiere no hablar del tema, pero que por fortuna el culpable ya está tras las rejas.

Dejá tu comentario