Actualidad

El ataúd de González Daher apenas entró en columbario

Despidieron ayer al "último caudillo colorado" de Luque. La ciudad se paralizó para acompañar sepelio en el cementerio local.

Pasado el mediodía, las actividades se paralizaron ayer en Luque (Central), donde se dejó de atender hasta en el vacunatorio anticovid, porque la gente se fue a asistir al sepelio del exsenador colorado Óscar González Daher, fallecido en la tarde del jueves.

En medio de llantos y hurras, una multitud acompañó el coche fúnebre hasta el cementerio municipal local, que está a pocas cuadras de la residencia del exlegislador.

En el trayecto, no faltaron algunos esporádicos reproches al político, que fue calificado de “significativamente corrupto” por EE. UU. y había sido condenado a 7 años de cárcel, que no los llegó a cumplir debido a su muerte.

El diputado colorado Miguel Tadeo Rojas fue la única autoridad que participó del funeral y caminó junto al cortejo fúnebre. Señaló que OGD nunca perdió el apoyo del pueblo de Luque, donde era muy querido, porque siempre le atendía a la gente.

“El pueblo luqueño perdió el último caudillo colorado que quedaba; una tristeza inmensa”, dijo el exfutbolista Julio César Romero, cuando fue abordado por periodistas. “Ojalá que surjan jóvenes que tengan la personalidad de Óscar González para apuntalar nuestro partido aquí en Luque”, añadió.

La exsenadora Mirtha Gusinky también lo calificó de “caudillo”. Sostuvo que la masiva presencia de gente es una muestra de agradecimiento por las atenciones que siempre brindó a todos.

Además, apareció Walter Bower, exministro del Interior, quien se declaró “buen amigo de la familia” de OGD.

También estuvo el intendente electo de Luque, Carlos Echeverría, ya que González Daher fue su padrino político.

En el cementerio

Un dirigente colorado local discurseó ante la cruz mayor del cementerio y dijo que “¡gracias a él (OGD), hoy Luque vuelve a tener un intendente colorado!”.

Una bandera del Partido Colorado y otra del Sportivo Luqueño fueron colocadas sobre el ataúd, que fue llevado por sus familiares y allegados hasta un columbario.

El féretro debía ser colocado en una urna que estaba a cierta altura y quienes lo transportaban tuvieron que hacer mucho esfuerzo para alzarlo.

Sin embargo, al subir se cayeron las dos banderas y el cajón no entraba todo dentro del espacio, que parecía chico. Al final, luego de sacar y meter de nuevo, al menos por dos veces, se pudo cerrar la puerta y el cuerpo quedó depositado en su última morada.

El expresidente Horacio Cartes, líder del movimiento Honor Colorado, en el que militaba González Daher, estuvo en la noche del jueves en el velatorio, pero no se dejó ver. También acudió el diputado Pedro Alliana, presidente de la ANR.

¿Y sus bienes?

Mediante un comiso autónomo, el Estado paraguayo debe reclamar los bienes de Óscar González Daher, condenado en juicio oral por enriquecimiento ilícito y declaración falsa, pese a que el fallo aún no estaba firme.

Si bien con su muerte se extinguen las causas en su contra, la Fiscalía debe solicitar que se cumpla el cobro de G. 5.903.362.496 que le fijaron en la condena, así como los embargos de entre 50 y 100% de saldos, del enriquecimiento ilícito.

Pero, todo debe ser probado en la Justicia, según el abogado Claudio Lovera, exdefensor de OGD, en radio Monumental 1080 AM.

Dejá tu comentario