20 jun. 2024

Doña se hartó de los “piropos” zafados de unos albañiles y les escrachó

Dijo que la acosan cuando va al almacén con su hijito de 4 años. Abogada explicó que se puede denunciar como violencia.

los dos.jpg

Estos son los trabajadores a los que la señora escrachó en sus redes sociales y trató de zafados. Dijo que le faltaron al respeto frente a su hijo de 4

Facebook

Harta de los “piropos” y las palabrotas que le dicen los albañiles de una obra que está a la vuelta de su casa, Isabel M. se descargó en redes sociales.

La situación se da en el barrio San José, a una cuadra de la plaza Villa Carolina, en la ciudad de Villa Elisa.

“Por favor, si los dueños de esta casa pueden hablar con sus personales, se pasan de maleducados. Que una vez te molesten entiendo, pero que cada vez que yo pase con mi hijo me estén faltando el respeto ya no se puede tolerar”, posteó en un grupo de Facebook.

Dijo que entró a la casa con la intención de hablar con los propietarios, pero los obreros la sacaron del lugar. “De igual manera pienso tratar de tener una conversación con los dueños para ver si puede hacer algo al respecto, todos somos libres de circular por la calle con tranquilidad”, escribió.

No puede desviar

Isabel explicó que es el único camino que puede tomar para ir al almacén, y no le queda de otra que pasar por ahí.

“La primera vez que fui frente a la obra empezaron con los piropos y le dije al muchacho que me molestaba, que me respete, que yo estaba en compañía de mi hijo y hasta ahí todo bien. El sábado volví a pasar por ahí para irme a la despensa y tenía puesto un vestido y lo estaba atajando para que no vuele con el viento. Uno de ellos me gritó que deje que el viento haga su trabajo para que se me pueda ver todo”, contó.

Ella le respondió que era un desubicado y que “no puede ser que se comporte como si nunca vio una mujer, que existen lugares en donde las mujeres con mil gusto le harían caso”.

No conformes con las groserías, uno le preguntó si cuánto cobra, según la doña.

“No niego que me puse bastante nerviosa y le dije que era un desubicado y entre él y otros albañiles más me gritaron de todo”, dijo.

Agregó que lo que más le preocupa es que se trata un grupo grande de albañiles y cerca hay un colegio. “Si no respetan a una mamá con criatura, menos van a respetar a las señoritas y adolescentes”, añadió.

Medidas

La abogada Mirtha Moragas, del Consultorio Jurídico Feminista, explicó que no hay una ley que castigue el acoso callejero, que prohíba los piropos. Sin embargo, se puede denunciar como violencia integral y se podría pedir una orden de restricción en un juzgado de Paz. El juez puede pedir al dueño de casa datos de los albañiles y sacar la orden que prohíba los acosos. Si los trabajadores no cumplen, se trataría de desacato, que se castiga con 6 meses, a 2 años de cárcel o multa.

Para ayuda

(0983) 217-273 es el número del Consultorio Jurídico Feminista, donde pueden guiar en casos de acoso. Atienden de lunes a viernes, de 10:00 a 17:00.