COTIZACIÓN
Compra
Venta
DÓLAR
G 6750
G 6850
PESO AR
G 30
G 40
REAL
G 1240
G 1330
PESO UY
G 150
G 200
EURO
G 7400
G 7900
YEN
G 40
G 65
clima
15.5º C

Actualidad

Desesperante búsqueda de un nene perdido en el Chaco

Tiene 13 años, salió a cazar palomas para la comida y no volvió. El martes encontraron restos de huesos devorados por un animal.

Albertito tenía una misión, se encargaba de buscar los alimentos para sus hermanitos pequeños quienes quedaban al cuidado de mamá. Con tan solo 13 añitos, se convertía en cabeza del hogar cada vez que papá iba a trabajar en las estancias lejanas.

Cerca de las 9:00 del domingo 2 de enero, Alberto Díaz Agustín salió de su casa, ubicada en la comunidad indígena Quenjaclai, Departamento de Boquerón. Tenía puesto unas pantuflas, un short negro, una camiseta del Club Olimpia N° 27.

Con hondita en mano y piedritas caminó unos 1.000 metros y fue hasta un tajamar para cazar palomas y pajaritos para el almuerzo. Esa calurosa media mañana se volvió eterna, Albertito no regresó a casa y su madre pidió ayuda a los vecinos quienes comenzaron a buscarlo inmediatamente; sin embargo, no hallaron rastros del chico que desapareció misteriosamente.

Equipo de búsqueda

El martes 4 de enero, sus demás vecinos y unas 50 personas más de las comunidades aledañas también se unieron en la búsqueda. Sobre balsas y canoas recorrieron punta a punta el tajamar que apenas dejaba ver las aguas cubiertas de camalotes. Otro grupo lo buscó a pie, en medio del bosque, pero no hubo caso. Ese día, a las 15:00 aproximadamente lograron encontrar unos extraños huesos que fueron llevados por un médico forense quien determinará si corresponden a restos humanos o de algún animal. A pesar de la incertidumbre y las noches sin dormir, la familia del pequeño tiene fe de que lo encontrarán con vida.

Tal vez caminó de más y no supo cómo llegar o tal vez alguien lo llevó, al menos eso es lo que creen. Sin embargo, Jorge Rodríguez, uno de los vecinos quien es parte del equipo de búsqueda, dijo a EXTRA que no se descarta ninguna posibilidad. Su temor es que haya sido devorado por algún yacaré o yaguareté, animales que abundan en el suelo chaqueño.

Hambre y sequía

“Los huesos estaban a unos 40 metros del tajamar, y tenían un olor muy extraño. Los lugareños conocemos los olores que son de animales y era muy raro prácticamente”, señaló. Rodríguez mencionó que la sequía obliga a las familias a buscar sus propios alimentos, es por eso que ese día, Albertito decidió salir para que sus hermanos y su madre no pasen hambre.

Con perros y drones

Hoy se cumplen 6 días de la desaparición de Albertito, y la búsqueda continúa. El equipo técnico de la Policía Nacional se unió a la causa y puso a disposición perros cazadores entrenados y drones que sobrevuelan la zona con el fin de encontrar al chico.

Por su parte, el subcomisario Richard Benítez, jefe de la Comisaría 7ma. de Pedro P. Peña, señaló a EXTRA que están haciendo todo lo posible para hallar con vida al muchachito quien es muy querido en la comunidad por ser buen hijo.

Hay esperanzas, aseguró. “Grave es lo que pasó, no hay rastros y los huesos encontrados parecen más bien de algún tipo de animal, pero no soy científico, en todo caso se iba a encontrar su short. Todos están al tanto y cualquier información que surja nos vamos a enterar”, indicó Benítez.

Dejá tu comentario