Actualidad

Casi mató a puñaladas a su propio hermano

Volvía a compartir con su familia después de mucho tiempo en la cárcel.

Nada se sabía de Julio Gerónimo Cabrera (30) luego de herir a su propio hermano, hasta que los policías averiguaron su paradero.

Hace un par de meses salió de la cárcel por séptima vez. Siempre fue problemático, pero el sábado, luego de mucho tiempo, volvió a compartir con su familia en la casa de su hermano Armindo (27), en el barrio Mburukuja de Santísima Trinidad (Itapúa).

Todo iba bien hasta que, a la madrugada y con muchos tragos encima entre ambos hermanos, se inició una fea discusión. Los gritos subieron de tono, luego hubo empujones y por poco ocurrió una desgracia parecida a la de los hermanos Caín y Abel de la Biblia, donde el primero mató al otro.

Julio corrió a la cocina y alcanzó un cuchillo para ir directo hasta donde estaba Armindo con la intención de apuñalarlo en el estómago. En un desesperado reflejo, el menor de ellos logró atajar la estocada con las manos. Eso sí, sufrió cortes en ambos miembros pero pudo salvar su vida. Cuando llamó a la policía, su agresor ya se había esfumado.

“Escurridizo”

El incidente ocurrió el sábado, pero recién el jueves a la tarde se le pudo encontrar al denunciado en el mismo barrio.

“El muchacho es muy escurridizo. No es la primera vez que crea problemas en su casa, además tiene antecedentes por varios hurtos”, dijo a EXTRA el subjefe de la Comisaría 30 local, Rogelio Santander.

La fiscala Cristina Klubus explicó que el hombre ya fue imputado ayer por intento de homicidio y afirmó que pidió su prisión. Indicó que ninguno declaró el motivo real de la pelea.

Dejá tu comentario