Actualidad

Atan de pies y manos a peón y lo torturan con un machete

El capataz fue acusado por sus patrones en una estancia de haber robado un celular y un cargador de rifle, por lo que decidieron maltratarlo de esta forma. Ocurrió en Karapaí, Amambay.

Idelfonso Ruiz Rivas fue acusado por sus patrones en una estancia de haber robado un celular y un cargador de rifle.

Entre dos le ataron de pies y manos bajo un árbol boca abajo y le torturaron con un machete el domingo 3 de octubre a las 16:00.

“Con la palma del machete le pegaron varias veces (en la nalga y el muslo)”, comentó a EXTRA el fiscal Hernán Mendoza.

Todo fue registrado en un video que se hizo viral en dicha localidad llamada Karapaí de Amambay.

Su hermano, Francisco Ruiz Rivas, denunció anteayer lo ocurrido. El fiscal del caso viajó hasta allí para tomarle la declaración a la víctima en su casa. “A dos personas le sindica, Víctor y Luis. Él era empleado de ellos, un jornalero”, señaló.

Recordó que Idelfonso en todo momento decía ser inocente pero igual no paraban los golpes. “Se va a tratar de identificarles con sus datos completos y luego ordenar su detención”, adelantó.

Comentó que la víctima no se animó a denunciar, que vivía con miedo, pero cuando su hermano dio a conocer lo ocurrido, decidió hablar.

Es una privación

Por su parte, el comisario Isidro Gamarra explicó que para considerarse una tortura el que golpea tiene que ser un policía o un militar.

“(En este caso) sería una privación ilegítima y una lesión entre ellos (empleado con empleador)”, aclaró.

Añadió que este tipo de hechos de violencia no se registran con frecuencia en la ciudad de Karapaí.

Le disparó y pensó que se murió

En enero del 2019 otro peón torturado fue filmado en Iturbe. Se trata de Alberto Talavera, quien tuvo que suplicar de rodillas por su vida.

El agresor fue supuestamente Gregorio Papo Morales, quien lo apuntó con un arma de grueso calibre a orillas del río Tebicuary.

Su cuñado reveló que fue herido pero no murió y nadó hasta una estancia donde pidió ayuda.

Dejá tu comentario