13 abr. 2024

Arrojó a su bebé a un pozo en el fondo de su casa

La madre, de 27 años, fue detenida por supuestamente haberse inducido al aborto cuando el bebé ya tenía 38 semanas.

bebé.jpg

El bebé tenía ya 38 semanas de gestación cuando lo abortó.

Preocupados por el nausebundo olor que despedía un pozo en casa de Laura D., vecinos del barrio Santo Domingo de Vallemí avisaron a la policía que la chica de 27 años había lanzado al fondo del mismo a su bebé. Agentes de la comisaría 16 acudieron hasta el lugar donde fueron atendidos por don Florentín D., de 61 años.

El abuelito confirmó la información y acompañó a los agentes hasta el fondo de la casa, donde encontraron al bebito.

El cuerpito fue llevado hasta la morgue del Centro de Salud de Vallemí, donde el doctor Luis Areco ofició de forense y tras la inspección determinó que el feto presenta una descomposición avanzada con hinchazón en la cabeza, el rostro y el tórax. El abdomen tenía pérdida epitelial y otras lesiones en hombro, antebrazo y ambas manos y pies, con rigidez cadavérica en toda parte de la cabeza.

El médico mencionó que el feto era una niña de aproximadamente de 38 semanas de gestación (a término).

Tras el procedimiento, los policías se fueron hasta el centro de Salud donde procedieron a la detención de la madre, quien se encontraba en delicado estado, por lo que fue trasladada al hospital Regional de Concepción para una atención especializada.

El procedimiento se realizó ayer a eso de las 20:30 horas. La bebita estaba en el interior de un pozo de unos 4 metros de profundidad que era utilizado como como letrina.

El fiscal Fredy Arnaldo Fernández investiga a la mamá por un supuesto hecho de aborto inducido.