Actualidad

Acusan a polis de robo y de "plantar" drogas

Entraron a una casa sin orden judicial, denuncian. Supuestamente se llevaron más de G. 80 millones.

Con visibles golpes en todo el cuerpo y aquejado de dolores, Cristian Ortiz Irala permanece encerrado en el calabozo de la Comisaría 8va. de Minga Guazú.

El joven de 28 años es acusado de consumir y vender drogas. Gustavo Benítez, su abogado, desmintió el hecho y denunció a policías de garrotear a su cliente, de “plantar” cocaína y robarle más de G. 80 millones.

El hecho ocurrió cerca de las 4:00 del miércoles último, en la vivienda de Ortiz, en el Kilómetro 18 de la citada localidad. Él y sus dos amigos estaban compartiendo una ronda de tragos esa vez.

Los policías supuestamente recibieron una denuncia por polución sonora y en el informe policial figura que los jóvenes estaban en la vereda. Sin embargo, en el video de circuito cerrado del lugar se puede ver que ellos estaban en el patio de la vivienda.

Benítez lamentó la situación y señaló que los policías entraron a la casa sin una orden judicial y que directamente le pegaron a su cliente, alegando que tenía prohibido consumir bebidas alcohólicas por un problema de violencia doméstica, del que ya fue sobreseído por falta de pruebas, según mencionó.

Bolsita de coca

“Ellos le llamaron y le pidieron G. 1 millón para dejarlo así y él no quería darles ni mil porque estaban dentro de la casa”, señaló Benítez. Fue en ese momento en que supuestamente le pegaron, luego quitaron G. 17 millones de una cartera que tenía consigo y entraron a la casa para llevarse lo que había dentro de la caja fuerte, unos G. 80 millones más.

Benítez dijo que en la comisaría los mismos policías supuestamente le “plantaron” en los bolsillos una bolsita con 5,8 miligramos de cocaína.

Los policías metidos negaron todito

En total son 8 los policías que están aproblemados. Los agentes alegaron que tenían información fidedigna de que Ortiz sería un distribuidor de drogas. También acusaron a los amigos del muchacho de supuestamente agredirlos: dijeron que por eso pidieron refuerzos. También alegaron que solamente incautaron la suma de G. 2 millones y no más de G. 80 millones, como mencionó el dueño de casa. El caso está a cargo de la fiscala Hermenegilda Cubilla.

Dejá tu comentario