20 jun. 2024

“A ellos no les importa que llueva”, criticó esposa de militar desaparecido

Desesperada búsqueda de dos personales de las FF.AA, tras el temporal. Les habían ordenado llevar a su comandante hasta Asunción y fueron arrastrados por el raudal.

No pudo dormir bien porque toda la madrugada anduvo por su hijo; aun así, David Ríos se levantó y a las 04:00 ya salió con destino a Mariano Roque Alonso.

Allí, su compañero Alexis Teobaldo Sosa ya lo estaba esperando para cumplir la primera orden del día: ir a Lambaré en busca del comandante del Ejército, César Augusto Moreno Landaira.

El pope tenía una reunión con el presidente de la República, Santiago Peña, a las 07:00, en el Comando de las FF.AA ubicado en General Santos y Mariscal López de Asunción.

Para esa hora una lluvia torrencial ya azotaba el centro. Las calles ya se habían convertido en verdaderas trampas mortales, pero la orden debía cumplirse.

Así, ambos sargentos emprendieron la peligrosa travesía que terminó de la peor manera.

Cuando cruzaban la avenida Argaña y al llegar a la calle Santa Rosa, a una cuadra de la Municipalidad de Lambaré, el raudal los arrastró e hizo que cayeran hasta el arroyo Ferreira, cuyo cauce desemboca en el río Paraguay.

Desde ese entonces, se inició la desesperada búsqueda de los dos militares.

Alrededor de las 14:00 se logró sacar la camioneta, que quedó totalmente destruida. Se pensaba que dentro del vehículo estarían David y Alexis, pero no fue así.

Rabia y esperanza

“Estamos demasiado angustiados, apareció el auto destrozado y acá mi suegra está con un bebé de 9 meses también, queremos que busquen o que hagan algo”, dijo entre llantos Jessica, esposa de David a radio Chaco Boreal 1330 AM.

Reprochó a los altos mandos que a pesar del mal tiempo hayan dado la orden de búsqueda.

“A David le tocó buscarle al comandante hoy (ayer), a ellos no les importa que llueva, sí o sí se les tienen que buscar”, disparó la mujer.

Detalló que Alexis era el chofer del móvil y David, el custodio del comandante.

En tanto que la mamá del sargento Sosa lamentó no haber respondido aquel mensaje que pudo ser el último. “Anoche (miércoles) me mensajeó y me dijo ‘hola mamita’, no le contesté porque el tiempo estaba demasiado feo.
Él me mensajea todos los días, las 04:00, las 05:00 ya me suele escribir y demasiado siento no haberle contestado ese mensaje”, expresó doña Raquel a C9N.

A pesar del panorama y como toda mamá, ella no pierde la esperanza. “Tengo fe de encontrarlos vivos y por ahí se fueron nadando o qué. Él es mi único hijo varón”, expresó entre lágrimas.

El segundo comandante de los Bomberos Voluntarios, Ray Mendoza, explicó que de ahora en más la búsqueda se concentrará en el río Paraguay.

Pidieron socorro

El capitán Gerardo Melgarejo, del Cuerpo de Bomberos Voluntarios de Lambaré, explicó a radio Monumental 1080 AM que se despertó debido a la tormenta y al ver la cámara observó a un vehículo que era arrastrado a una “velocidad impresionante”. “Pablo Quintana estaba en el cuartel y escuchó gritos de socorro, pero cuando salió la camioneta ya había caído al arroyo. Yo me fijo en las cámaras y veo como ese vehículo de 2 mil kilos era llevado como isopor”, relató.

Apuntan al intendente

“De lo que les ocurrió a estos militares le responsabilizo al intendente Guido González”, dijo la bombera Ana Fernández a radio Chaco Boreal. Exigió al jefe comunal que clausure el tramo que lleva directamente al arroyo Ferreira. Mientras que González también se refirió a lo sucedido, pero a su estilo. “Nunca llovió tan fuerte como ahora. Nunca el raudal se llevó a ningún vehículo como hoy”, declaró a Radio Monumental 1080 AM, lo que le valió varias críticas.