Extra

Viral

Boda comunitaria: "Era mi anhelo y es la oportunidad de mi vida"

Una feliz esposa contó que cumplió su gran sueño.

Veinticinco años de relación fue suficiente tiempo para que Laura Celina Montiel y Alcides Zena Ávalos decidieran que querían unir sus vidas ante Dios.

Por supuesto que el amor ya los había unido, cuando ella apenas tenía catorce años y él ya había superado los veintitrés.

Con una hija de 14 años, ellos sabían que el noviazgo ya no era suficiente para los dos. Ya estaban listos para dar el siguiente paso.

“Me enteré de que la Fundación Santa Librada iba a ayudar a casarse a un grupo de parejas y fuimos los primeros en inscribirnos”, contó a EXTRA Laura, asegurando que su sueño finalmente se hizo realidad: casarse con el amor de su vida.

“Hace rato ya queríamos casarnos, pero la situación económica no nos daba, por eso le agradezco eternamente”, dijo.

Ellos fueron una de las 110 parejas que unieron su vida ayer en la boda comunitaria celebrada en la ciudad de San Joaquín, departamento de Caaguazú.

“Hace tiempo ya se plagueaba, ahora sí que está feliz. Todo el mundo ya me presionaba”, contó entre risas Alcides.

La Fundación se encargó de proveer hermosos vestidos de novias a las flamantes esposas y, a los hombres, elegantes trajes.

Un día antes se realizó el retiro de preparación, donde todas las parejas hicieron sus confesiones, ante la familia misionera, que les predicó.

La ceremonia estuvo a cargo del párroco Lucio Vargas, quien los unió en matrimonio.

Tras la celebración religiosa se realizó un pequeño festejo en un salón local y luego cada una de las parejas festejó con sus respectivas familias.

31 años de novios

Otra pareja que se destacó es la de María Victoria Miranda Martínez y Basilio Sosa Duarte, quienes luego de más de tres décadas de noviazgo decidieron unirse hasta que la muerte los separe, en la emocionante celebración religiosa.

Dejá tu comentario