Extra

Familia

6 formas de evitar la muerte súbita en bebés

Pediatra comentó que hay que amamantarlos mucho.

Un desesperante grito de Sonia Villarreal hizo eco en todo el barrio Las Carmelitas, de Ciudad del Este: en su cuna, su pequeño de apenas cinco meses ya no respiraba.

Su muerte fue diagnosticada como asfixia o muerte súbita. La doctora Gloria Díaz comentó que esta situación es conocida como Síndrome de Muerte Súbita del Lactante (SMSL), que se da de forma repentina e inexplicable en niños menores de un año.

Al respecto, ella presentó una serie de recomendaciones que hay que tener en cuenta a la hora de llevar a la cama al bebito, para evitar este tipo de trágicos y traumáticos episodios para los padres.

“Las recomendaciones están todas escritas. La Sociedad Paraguaya de Pediatría en su agenda tiene y son sencillas. Básicamente son seis cosas nomás las que se recomiendan”, explicó.

  1. Colocar al bebé boca arriba cada vez que lo ponga a dormir. Los bebés de hasta 1 año de vida siempre deben colocarse en esa posición.
  2. Dar pecho materno exclusivo. Amamantar al bebé tanto como pueda y durante tanto tiempo como pueda, puede ayudar a reducir el riesgo del SMSL.
  3. Colocar al bebé en superficies firmes, sin almohadas ni objetos blandos. No coloque mantas ni almohadas entre el colchón, y la sábana ajustada a la medida. Nunca ponga a su bebé a dormir en una silla, un sofá, una cama de agua, un almohadón, ni una manta de piel.
  4. El bebé no debe dormir en la misma cama con los padres, pero preferentemente en la misma habitación, por lo menos durante los primeros 6 meses, o en el mejor de los casos, hasta cuando cumpla 1 año de edad. Mantener la cuna cerca de la cama de los padres, de forma que pueda alcanzarlo con la mano.
  5. Evitar el tabaquismo, alcohol y drogas adictivas. Mantenga a su bebé alejado de los fumadores y de los lugares en los que la gente fuma. Si usted fuma, intente dejar de hacerlo y hasta que lo logre, mantenga su automóvil y su hogar libres de humo.
  6. Darle chupete. Ofrézcale un chupete a la hora de la siesta y a la hora de acostarse.

Y por supuesto, la pediatra agregó que lo más importante dentro de todo, es llevar al bebito a todos los controles médicos.

Dejá tu comentario