Extra
Destacados

Fama

Recurrió a la justicia tras el escándalo

Uno de los participantes del asado sexy se defiende y dice que no sabía nada. Presentó recurso de amparo para exigir que ya no se publiquen fotos y videos.

Tremendo lío se armo luego de la viralización de las imágenes del asado donde apareció la modelo Vero Riquelme, con su peculiar servicio de “Parrillera sexy”. En las fotos y videos se ve claramente el rostro de uno de los hombres que estaba en la reunión y que supuestamente tuvo un problemón con su pareja.

Este hombre, a través de su abogado, se defiende y dice que él no estaba enterado de que la señorita estaría haciendo su show en la reunión. Promovió un recurso de amparo, a través de su representante legal, para que los medios de comunicación dejen de publicar imágenes suyas de la actividad y no lo involucren con la cuerona.

Según la aclaratoria que llegó a EXTRA, se trataba de una reunión de exalumnos de colegio para coordinar la fecha y hora de los partidos del torneo que organizan. Como cada lunes, asistieron todos los delegados de los equipos, pero uno de ellos tenía preparada una sorpresa para sus compañeros.


La sorpresa

Llegó la modelo Vero Riquelme al evento y pensaron que se trataba de la patrona de alguno de los perros, pero grande fue el asombro cuando la señorita comenzó a quitarse la ropa para cocinar el asado.

En ese momento esta persona decidió retirarse de la reunión, ya que según él, ese tipo de actividades no condicen con sus valores y forma de vida. El hombre regresó a su casa junto a su patrona y le contó lo que pasó. Ahora lamenta lo ocurrido ya que siente que luego de la viralización de las imágenes dañaron su honorabilidad y su reputación ante la sociedad.

Dejá tu comentario