Extra

Fama

"Miro exequias para ver si no estoy muerto"

Humberto Rubín hizo un chiste en su programa Franja Roja que se emite por radio Ñanduti. Mientras leían las exequias en un periódico, el comunicador dijo que cada día lee atentamente esas páginas para saber si es que sigue vivo.

Para salvar el momento, los co-conductores decidieron cambiar radicalmente de tema. Recordemos que el renombrado periodista ya tuvo varias complicaciones en su salud, como tumor de pulmón, un infarto y la última una neumonía el año pasado.

En esa ocasión Rubín bromeó pidiendo que manden un móvil para que pueda hacer el programa desde su casa donde se encontraba reposando, alegó que para él es muy difícil alejarse de su pasión, que es la radio.

El comunicador de 83 años tiene mucha fortaleza y una lucidez admirable. Todavía maneja su auto, porque no le gusta depender de nadie, todos los días es el primero que llega a Ñandutí para iniciar la jornada y nunca falta a su puesto de trabajo.

BROMISTA

No pierde ocasión para gastar bromas a su nieto Tobías que hace la sección de deportes en su programa. "Te voy a leer algo para tu futuro, en Filipinas no están preparado para el matrimonio igualitario", le bromea y Tobías le contesta: "Basta de conservadurismo", pero reafirmando que le gustan las mujeres.