Fama

Los riesgos de los famosos con las cirugías extremas

La despampanante hondureña, Gaby Del Campo, comentó a EXTRA que ha pasado un par de veces por las salas de cirugía para lucir la figura que tiene en la actualidad, y no se arrepiente. La despampanante hondureña, Gaby Del Campo, comentó a EXTRA que ha pasado un par de veces por las salas de cirugía para lucir la figura que tiene en la actualidad, y no se arrepiente.

 

No solo en Hollywood los famosos se atreven a ingresar al quirófano para practicarse las más raras cirugías estéticas y lucir una buena imagen, lo cual en el rubro del espectáculo equivale a más contratos.

En Paraguay también sucede lo mismo, en ocasiones estas figuras no dimensionan los riesgos a los que se exponen, mientras que otras faranduleras, como es el caso de Ruth Álcaraz, aceptan ser adictas a los retoques para verse bien.

Una de las modelos que confesó haber “vuelto a nacer” gracias al bisturí es la hondureña Gaby del Campo. Entre sus intervenciones se pueden nombrar la boca, los labios, los dientes, pechos, cola, liposucción, nariz y botox.

“Mis cirugías casi todas me las hice en los Estados Unidos, no le tengo miedo al quirófano porque siempre consultó quién es el doctor. Pasa que algunas chicas se juegan al todo o nada y van a los cirujanos que son baratos. La cirugía que más me costó fue la de los dientes superiores porque me cambiaron completamente la dentadura, en los pechos me cambié los implantes tres veces como también en la cola, esta última quedé con secuelas. En la cola tengo unas manchas moradas que cubro con kilos de maquillajes y quedará de esa manera de por vida. Siempre hay peligros en una sala de cirugía, pero hoy en día una puede recurrir a un informe acerca de los trabajos de quien te va a operar”.

LAS MÁS PELIGROSAS

EXTRA contactó con la cirujana de las celebridades, la doctora Isabel Mussi, quien mencionó que en ocasiones llegó a negarse a operar a algunas de sus clientes al ver que esto implicaba muchos riesgos.

Embed
12-gaby1

“Siempre es importante tener en cuenta ciertas medidas para evitar una reacción negativa, saber elegir al profesional y ver si este tiene algún mal antecedente. Las cirugías más riesgosas serían las que implican grandes volúmenes como una lipoaspiración importante y varias cirugías combinadas (cirugías estéticas + ginecológicas), pero hoy en día se opta por hacer cirugías más livianas y no correr ningún riesgo.

También tener en cuenta si la paciente tiene algún factor de riesgo o una patología de base. Nuestra sociedad ha cambiado mucho en los últimos años, están las que optan por cambios radicales y otras por cambios mínimos, en la actualidad estamos más abiertas a los cambios estéticos, nos cuidamos mucho más. Muchas veces he dicho ‘no’ cuando veo que hay muchos factores de riesgos asociados. Y también he dicho ‘no’ cuando la paciente tiene expectativas muy lejanas a su realidad”, puntualizó la profesional.

FACTOR PSICOLÓGICO

Mussi argumentó que un aspecto importante antes de cada intervención quirúrgica es la parte mental. “Es muy importante la parte psicológica, de eso depende mucho la satisfacción del paciente, pero también ocurre a la inversa, el resultado final actúa sobre la parte emocional,

El famoso "cambio de chip" que experimentan, ya que este cambio actúa sobre el autoestima”. Según un estudio realizado por University College of London, uno de los problemas principales con respecto a las cirugías riesgosas, que puede llevar a la muerte, es la baja autoestima, y los estereotipos exigidos por los medios de comunicación.

Embed
12-gaby2

Dejá tu comentario