Extra

Fama

La esposa de Iván lo demandó por violencia

La novela del supuesto tesapo'ê entre futbolistas tiene un nuevo capítulo. En esta ocasión, Deini Molinas, esposa de Iván González Ferreira, presentó una demanda por violencia doméstica. Luis Ayala, abogado de la mujer, afirma que su cliente nunca engañó a su esposo y que este la habría golpeado sin motivo.

“Esto está lejos de ser un problema de pareja, ella niega la infidelidad, tenemos un problema mucho más profundo. Se trata de violencia física y psicológica de este señor en contra de mi cliente. No es un hecho aislado, ya conseguimos una orden de restricción de este señor, que no pude acercarse o comunicarse con mi cliente”, relató en entrevista con El Resumen.

Embed

El profesional del Derecho dio detalles de la supuesta agresión que recibió Deini por parte del escurridizo futbolista.

“Él (por Iván) le acusa de meterse con este señor Franco, ella le responde que no, que eso es falso. Él le saca el celular, diciéndole que le va a pegar hasta que le cuente la verdad. Le propina golpes en la cara y le da patadas, le tira al piso. Luego va a su práctica y le deja encerrada. Usa su celular haciéndose pasar por ella para enviar mensajes”, relató el abogado.

Cuando la familia Molinas se entera de los supuestos maltratos que recibió Deini, presentó una demanda por violencia doméstica y también exige al futbolista someterse a un estudio psicológico.

El abogado también dijo que González habría inventado el robo que sufrió en el aeropuerto para no llegar a nuestro país en compañía de su señora.

Corrió de la prensa

Por su parte, González Ferreira ya llegó a Paraguay pero no quiso brindar declaraciones a la prensa; cuando vio las cámaras de televisión se escondió, según relataron. Tampoco posteó nada en las redes sociales.