Extra

Fama

El amor en los tiempos de feminicidio

Embed
El amor de una madre es el único que perdura en el tiempo. A mi criterio, claro está.

Los otros amores hay que saberlos cuidar y alimentar. No porque alguien esté a tu lado hoy creas que mañana lo estará. Ni tendría por qué estarlo. Si no eres capaz de sembrar, nada recogerás. Esto se aplica para todos, pues la regla es pareja.

He leído los comentarios en las redes sociales y no puedo evitar reflexionar sobre el tema: Si fuese un perro al que se le dispara y se le quema, todo el mundo estaría alarmado. Se le catalogaría de criminal a la persona. Y esta comparación es simplemente para analizar lo que pasó. Pues nadie tiene el derecho de dañar al más mínimo ser viviente. Somos hipócritas.

¿En qué tiempo vivimos? ¿La era de que si tu pareja quiere te puede pegar? Pues habra usted los ojos Sra., eso no es amor. DENÚNCIELE. Puede que mañana seas tú la próxima Natalia.

Hoy en día, la mujer es tratada como una propiedad. "Si no eres mía te mato", qué pasa por la cabeza de un hombre que se imagina que una bella mujer, por su belleza o por darle un simple regalo esta debe llevar por su frente un cartel que diga: "Soy tuya", nadie es de nadie, es simple, la sociedad está cada vez más enferma.

ASESINO

No hay otra palabra para catalogar lo que sucedió esta semana. ¿Te enteraste que eres cornudo? No serás ni el primero ni el último cornudo del país. Es más, todos hemos sido cornudos en algún momento.

Qué importa el oficio o el tipo de vida que lleve, nadie tiene el derecho de causar semejante daño. Esto fue de terror.

El peor depredador de la cadena. El que más repulsión me provoca.

No hay excusas. No hay justificaciones.

Si matas, eres un asesino. Y ahora un asesino cornudo. Yo me hubiese quedado con el cornudo no más.