Extra

Edición Impresa

"Voy a armar el álbum con el que siempre soñé"

Su amor por el Decano fue el motor que impulsó a Julio Bernal a lograr el objetivo. Estar en una silla de ruedas no fue obstáculo y ayudado por su hermano corrió tras sus ídolos a quienes pidió el más emotivo de los recuerdos.

El Antonio Aranda era un mar de gente corriendo por todos lados. Los fanáticos del Decano intentaban acercarse a sus ídolos para felicitarlos, sacarse una selfie y así inmortalizar el festejo del Tricampeonato.

En medio de toda esa turba de hinchas eufóricos, se encontraba Julio Bernal. Ayudado por su hermano Milciades, el joven le pedía que acelere la marcha de su silla de ruedas. A como dé lugar, Julio también quería unas fotos.

“Mi corazón latía cada vez más fuerte y tratábamos de alcanzarles a los jugadores para pedirles que nos regalen solo unos segundos”, recordó.

El fanático del Rey de Copas nunca se rindió y a pesar de lo difícil que fue mover la silla dentro de la cancha, logró su objetivo.

“Mi hermano me llevaba así rova'atãme (cara dura) como se dice, pero todos fueron muy amables y nos permitieron robarles unos minutos”, expresó.

Julio contó que fueron los segundos más emotivos de su vida, ya que es la primera vez que estuvo tan cerca de sus ídolos. “Solo les pude decir felicidades”, agregó.

Fue así como el joven oriundo del km 7 de Ciudad Nueva, Alto Paraná, logró capturar las sonrisas de todos los jugadores e incluso de algunos integrantes del cuerpo técnico de Olimpia.

foto 4 contratapa.jpg

“Me saqué fotos con Roque, Garnero, Trovato, Richard Sánchez, Alejandro Silva, Marcio Oliveira, Julio César Cáceres, Rodrigo Rojas, Iván Torres, Andrés San Martín, el asistente técnico y otros”, comentó orgulloso.

Todo un ejemplo

Julio tiene una enfermedad llamada Miastenia, que produce debilidad en los músculos de manera progresiva.

Convive con ella desde pequeño, pero nunca fue un obstáculo para lograr sus objetivos.

Julio había despertado con la idea de ver campeón al club de sus amores y también grabar esos momentos no solo en sus pupilas.

foto 2 de la contratapa.jpg

“Ahora por fin voy a armar el álbum con el que siempre soñé”, relató emocionado.

Reveló además que mandará imprimir cada imagen y que pondrá en un enorme cuadro que de ahora en más adornará su pieza.

“Nunca pensé que ese momento llegaría porque no es fácil moverme, pero gracias a la paciencia de mi hermano pude”, comentó.

El licenciado en Administración y Marketing cuenta que su amor por los colores fue el motor que lo impulsó para llegar a la meta.

Dejá tu comentario