Edición Impresa

Violencia familiar: por tomar tereré con la vecina fue molida a golpes

La víctima es una menor de 17 años, con quien el autor tiene 3 hijos. La policía detuvo al garrotero por violencia familiar.

El llanto de uno de los pequeños hijos de N. E. A. A. se confundía con sus gritos que a empujones, fue arrastrada hasta su casa situada en la Villa San Pedro de Horqueta, por su concubino, Julio Alberto L. A., de 25 años. El hombre quedó detenido por violencia familiar.

Antes de llegar a la entrada, la atacó a puñetazos. Ella cayó al suelo y, en una cobarde acción, el hombre le pateó varias veces sin piedad, incluso en el rostro.

Todo lo sucedido fue captado en un video por testigos del hecho y rápidamente viralizado en las redes sociales.

El suboficial principal Marcelino González, jefe de la Comisaría 3ra. de Horqueta, indicó a EXTRA que el violento suceso ocurrió alrededor de las 10:30 de ayer.

Le reventó en plena calle por ir a tomar tereré con la vecina

La víctima, de 17 años, relató en su denuncia que el martes su concubino salió de casa para ir a beber alcohol con un vecino y que regresó ya entrada la madrugada, ayer.

Cuando amaneció, él despertó y no la encontró en la casa, entonces salió a buscarla. Resultó ser que la muchacha fue a tomar tereré a la casa de una vecina, situación que enfureció al agresor.

En ese instante, el sujeto empezó a golpearla hasta llegar a la casa, donde los tres hijos chiquitos de la pareja fueron testigos del aterrador momento.

Luego de levantarse del suelo, la joven acudió hasta la citada dependencia policial, donde denunció el hecho.

“Personal policial acudió hasta el lugar encontrando al sindicado sentado en la pieza y procedieron a su aprehensión”, señaló el uniformado.

El detenido fue trasladado hasta la citada sede, donde quedó a disposición de agentes locales del Ministerio Público.

La víctima fue auxiliada hasta el hospital distrital, donde fue atendida por médicos.

Quemó la casa de su concubino

La humilde casa de madera y todos los objetos que había en su interior quedaron carbonizados.

Elvio Notario llegó hasta su vivienda situada en el asentamiento Julián Jara de San Estanislao, Departamento de San Pedro, para ver cómo el fuego se llevó todo lo que tenía.

Él sindicó como autora a su concubina Juana Emilce Silva Paredes, de 33 años, quien un día antes ya había intentado quemar su residencia.

Dejá tu comentario