Extra

Edición Impresa

Una pasión inigualable

Erik reconoció su amor eterno por el Rey de Copas.

Erik López, el juvenil del que todo el mundo franjeado viene hablando por su reveladora aparición en la Primera, confesó de qué color es su corazón.

“Soy olimpista desde la cuna, toda mi familia es olimpista”, expresó el carasucia en la 91.5 FM.

El delantero explicó lo que siente al jugar en el club de sus amores.

“El amor que yo siento por el Olimpia es inigualable y cuando entro a la cancha, siempre entro a dar todo de mí, para dejar en lo más alto a la institución”, acotó.

El Sub 19 causó una grata impresión marcando goles en sus dos primeros juegos, ante Santaní por la fecha 7 del Clausura y ante el Escobero en la jornada pasada. Al respecto, apuntó a la persona que le ayuda a no bajar la guardia, a mojar la camiseta y a seguir adelante siempre.

“Mi papá es muy pesado con lo del cuidado personal, es pesadísimo en ese sentido”, reveló.

A guión seguido, Erik explicó que la rigurosidad de su progenitor se debe a la experiencia que tiene en el deporte Rey.

“Él me exige mucho, como jugó fútbol sabe lo que es. Ahora estoy en un club grande, y quieren aparecer los falsos amigos, vienen y te hablan, y mi papá sabe eso; sabe que me tengo que cuidar el doble y que tengo que aprovechar los minutos que me toque estar en cancha”, añadió.

Cabe recordar que el papá de Erik reconoció que si bien había desparramado talento en las inferiores del Rey de Copas, junto con Gustavo Neffa, Luis Monzón, Jorge Campos entre otros, no pudo llegar al plantel principal, por lo que hoy su retoño está cumpliendo también su sueño.

Están de vuelta

En relación a la actualidad del Franjeado, las principales novedades pasan por las recuperaciones de los lesionados.

Es así que para la vuelta al ruedo local, la próxima semana, para el duelo ante el Rayadito, el Decano tendrá en su plenitud a Maximiliano Olivera (inflamación de los tendones) y Tabaré Viudez (molestia en el pie), quienes están activando cada vez con mayor normalidad e intensificando en la parte física.

Mientras que los que están activando de manera diferenciada son Roque Santa Cruz y William Mendieta.

El Babygol se está recuperando de una lesión en el tendón de Aquiles, pero no Báez, mientras que el Willy de un dolor en el pie. Los dos ya están para acelerar el motor en los trabajos de puesta a punto desde la otra semana, por lo que no se descarta que estén al menos como concentrados ante San Lorenzo.

Olimpia marcha como solitario líder en el torneo Clausura, con 19 puntos, uno más que su escolta el Gumarelo y a cuatro unidades del acérrimo rival que marcha tercero.

Dejá tu comentario