COTIZACIÓN
Compra
Venta
DÓLAR
G 7300
G 7400
PESO AR
G 18
G 23
REAL
G 1400
G 1470
PESO UY
G 180
G 250
EURO
G 7400
G 7900
YEN
G 35
G 60
clima
35.7º C

Edición Impresa

¡Un milagro!: "Los médicos le dieron solo 15 días de vida"

El bebé nació sin la vena que conecta el pulmón con el corazón. La familia se encomentó a la Virgencita y la criatura se salvó.

El mundo de Natalia González se derrumbó cuando los doctores le dijeron que su bebé solo viviría unos 15 días, debido a que nació sin la vena que conecta el corazón con el pulmón.

Tanto la mamá como el papá, Oscar Rolón, no se quedaron con una sola opinión y fueron al Hospital de Niños de Acosta Ñu, donde recibieron la misma respuesta. Sin embargo, justo en esos días, unos médicos de España y EE. UU. visitarían el país para realizar cirugías complejas y agregaron el nombre del recién nacido en la lista. Por medio de una fundación consiguieron la válvula, que en ese entonces costaba G. 100 millones.

No todo fue color de rosa. Durante la operación, la criatura de nombre Jonathan Gael sufrió dos paros, por lo que su corazoncito quedó muy dañado y entró en reposo por 72 horas. Mientras, tuvieron que conectarle a una máquina, tipo corazón artificial, esperando que el órgano se recupere.

“Los doctores nos dijeron que ya hicieron todo lo humanamente posible y que solo un milagro podía salvarlo. Ahí le dije a mi hermano y a mi cuñada que hagamos una promesa a la Virgen de Caacupé, que si ella quiere que Gael esté con nosotros que salga todo bien y cada 8 de diciembre nos vamos a ir junto a ella”, recordó Élida Rolón, tía del niño.

También Natalia hizo otra promesa. Si su hijo sanaba, no le iba a cortar su cabello hasta que vaya a la escuela y luego se lo donaría a la virgencita azul. Pasaron 72 horas, volvieron a conectar el corazoncito a Gael y reaccionó superbién.

Sin tratamiento

“Fue un milagro, porque nos dijeron que él se iba a quedar por un tiempo prolongado en el hospital, siguiendo un tratamiento largo, pero en 15 días le dieron de alta y no hubo necesidad ni de que siguiera tratamiento. Hasta ahora él está sano, no se llegó más ni a internar”, contó la tía.

Donó su cabellera

Ahora, Gael tiene 3 añitos, el 27 de diciembre cumple 4 y ya irá a la escuela, por lo que su mamá le cortó el cabello y ya donó a la Virgen.

“Mi hermano, mi cuñada y yo, seguimos yendo a pie a Caacupé y será hasta que no podamos más caminar, porque así fue nuestra promesa”, comentó Élida.

El primer año de promesa, le vistieron a Gael como el Divino Niño Jesús y fueron a Caacupé.

Dejá tu comentario