Edición Impresa

Un campeón franjeado y el soñado retorno a casa

Miguelito cambió su bata por la gloriosa casaca de la O firmada por Roque Santa Cruz para salir del Acosta Ñu.

Acorde a la situación, con el smoking franjeado, Miguel dejó el hospital pediátrico Acosta Ñu, a 28 días de haber recibido un trasplante de corazón.

El nene es el primito del volante de Guaireña Jorge Mendoza, quien agradeció al ídolo de Olimpia por haberle hecho llegar al pequeño de 11 años una casaca autografiada por él, que la lució para salir triunfante del nosocomio.

"Gracias a Roque Santa Cruz por cumplir el sueño de mi primito", posteó en sus redes sociales el futbolista albiceleste.

Cabe recodar que la familia Mendoza había hecho una campaña importante para que Miguelito pueda vivir este glorioso día.

"Gracias a todas las personas que hicieron posible que mi primito ya esté en su casa, con su familia. Que la vida les devuelva el doble de lo que ustedes nos dieron", agregó el atleta, elogiando el trabajo de los profesionales del Ministerio de Salud.

Al respecto, la mencionada cartera estatal, a través de su portal web, destacó la gran labor del departamento de cardiología del Acosta Ñu, encabezada por la jefa de la unidad, la doctora Nancy Garay, quien mencionó que el pequeño seguirá siendo observado de manera rutinaria, y que continuará con su medicación.

Por otra parte, la galena resaltó la emoción del campeón, quien apenas pudo hizo cambiar su bata hospitalaria por la piel del Olimpia.

La despedida

Como era de esperarse, el equipo médico, con la misión cumplida, despidió al paciente formando un cordón humano, con una ovación y sonrisas de oreja a oreja.

Según la cuenta la página del Ministerio, este fue el segundo trasplante cardiaco en el mencionado hospital desde el inicio de la cuarentena y ambos fueron con total éxito.

Dejá tu comentario