Extra

Edición Impresa

Su mejor amigo le fabricó un móvil especial para ir al colegio

Gabriel Insfrán quedó en silla de ruedas luego de ser baleado por motochorros. Su mejor amigo, un mecánico, inventó un transporte para que su cuate pueda volver a estudiar y superarse.

Pasaron 6 años de aquel terrible día, cuando la vida de Gabriel Insfrán cambió por completo.

Motochorros lo interceptaron minutos antes de llegar a su casa, ubicada en Ypané y, tras despojarlo de su moto, le dispararon en la espalda. La bala afectó la columna y Gabriel terminó en silla de ruedas.

Todo lo que había construido en ese momento, se desmoronó.

“Ya no pude trabajar, ni pagar mis cuentas, me metieron en Informconf, perdí mi casa, el trabajo”, contó.

Sin embargo su hijo, que en ese entonces tenía solo 6 meses, fue su motivo para no decaer.

Con pequeñas changas lograron sobrevivir.

Tiempo atrás Gabriel quiso entrar a trabajar a la ANDE, pero lo rechazaron porque no terminó la secundaria. “Eso me dolió demasiado, me bajoneó muchísimo”, recordó. Entonces se propuso volver a estudiar.

Ingenio total

Durante semanas buscó en las redes una manera para poder movilizarse en su silla de ruedas y fue así que encontró la respuesta en la plataforma YouTube.

“Vi cómo un hombre se manejaba sobre un motocarro que adaptaron para poder ser manejado por una persona en silla de ruedas”, explicó. De ahí nació la idea de armar una réplica del vehículo.

Gabriel no dudó en recurrir a su mejor amigo, Ever Villalba, el mecánico que desde chiquito lo acompañó en sus locas aventuras.

“Che ndarekomo´ãi problema, pero ñaikoteve capital (yo no tengo problema pero nos falta el capital)”, le respondió.

Luego de tocar varias puertas, consiguieron algo de dinero y, con su talento e ingenio, Villalba le dio forma a la “Poderosa”.

“Compramos una motoneta de 110 cc, desarmó la parte de atrás y el resto es su trabajo de metalúrgica”, detalló Insfrán. Desde hace poco más de una semana gracias a la ayuda de su casi hermano, Gabriel recorre 3 kilómetros para ir al colegio a bordo de su motocarro.

“Quiero terminar la secundaria y estudiar Informática para poder conseguir un trabajo que solo implique usar las manos”, agregó. Gabriel no se rinde y desea superarse.

Necesita un cargador de batería

Gabriel es un alumno aplicado, siempre llega a hora y sus compañeros lo ayudan a bajar de la “Poderosa”.

Comentó que con su nuevo móvil venderá minutas cerca de su casa, ya que su esposa hace poco tuvo un ACV y tiene cuentas que pagar.

Pide a personas de buen corazón que lo ayuden a comprar un cargador de batería, que es lo que ahora le hace falta. Su número de contacto es el (0984) 730 277.

Dejá tu comentario