COTIZACIÓN
Compra
Venta
DÓLAR
G 6850
G 6920
PESO AR
G 28
G 38
REAL
G 1270
G 1340
PESO UY
G 150
G 200
EURO
G 7600
G 8000
YEN
G 40
G 60
clima
19.3º C

Edición Impresa

"Solo quiero que me compre otra moto para trabajar"

Conductor de camio dejó sin elemento de trabajo a un delivery. Un jugador de Libertad le llamó y le dijo que le va a regalar otra moto.

Jesús González, el delivery a quien un conductor dejó sin moto y sin trabajo, solo pide un nuevo vehículo de dos ruedas para seguir trabajando.

El joven de 22 años lamentó la actitud del conductor, identificado como Juan Recalde Bruyn, quien primeramente le rozó cuando él estaba haciendo una entrega, por lo que decidió seguirle para reclamarle.

“Yo trabajo como delivery de comidas y al rozarme me hizo tambalear y la comida que llevaba se hizo desastre. Yo tenía que pagar por el producto, por lo que no me pareció justo y le perseguí por varias cuadras, hasta que lo alcancé y estacioné mi moto frente a él y me bajé a reclamarle”, contó el joven a EXTRA.

Sin embargo, el conductor, totalmente fuera de sí, aceleró la marcha llevando por delante el biciclo, que poco después empezó a incendiarse. Desesperado, el delivery corrió para alcanzarlo, pero el conductor se dio a la fuga. Una pareja que viajaba en otro vehículo grabó la escena y el video se viralizó en las redes.

El incidente ocurrió el sábado sobre Molas López y San Martín, en Asunción. Esa misma tarde, Recalde se presentó en la comisaría para denunciar al delivery por intento de robo. “Él se fue a decir que yo le quería robar y que por eso actuó así, pero es mentira”, manifestó el afectado.

Hace apenas un mes que el joven trabajaba como delivery y su moto la retiró a 30 cuotas: le faltan aún por pagar 20 meses. “Yo solo quiero que me compre otra moto para seguir trabajando, no pido plata ni nada, solo que me devuelva mi elemento de trabajo”, dijo.

Tras la viralización del video, Antonio Bareiro, futbolista de Libertad, se comunicó con él y le dijo que en la semana le va a comprar otra moto para que pueda seguir laburando. “Muchas personas se comunicaron y solidarizaron conmigo y eso no tiene precio. Hasta abogados se me ofrecieron para seguir con la denuncia, pero la empresa donde trabajo me facilitó ya uno”, mencionó González.

Dejá tu comentario