Edición Impresa

Silenció el rugido azulgrana

El León Guaraní , Nelson Haedo, anotó para Cerro, pero Guaireña amargó la fiesta.

Ni Picasso, ni Da Vinci se animaron a tanto, el Ciclón de barrio Obrero y el Poeta, con verdaderas obras de arte, se repartieron los puntos en el Parque del Guairá (1-1)

De arranque, Cerro intentó tomar la rienda del encuentro, pero se encontró con un Albiceleste que se plantó en casa mordiendo cada rincón de la cancha. Pero con el correr de los minutos, fue imponiéndose la jerarquía del plantel Azulgrana.

Ambos equipos, con sus estilo de juego, intentaron desnivelar el duelo a su favor, pero de parte del local faltó un poco ajustar la puntería.

La visita se encontró con una sólida defensa sumado a la figura de Ignacio Don, quien con toda su experiencia se encargó de que el empate se mantenga, al menos hasta el final de la primera etapa del encuentro.

En el complemento, de inicio, se le vio mejor al campeón, que empezó a martillar con mayor fuerza la portería rival.

Hasta que sobre el minuto 66, se produjo la primera obra maestra: una sucesión de toques de los polluelos del Chiqui, acabó con la caprichosa encontrándose a solas con el León Guaraní, quien con una suave caricia la mandó a guardar.

El triunfo azulgrana parecía inminente, sin embargo, sobre los 86’, y al más puro estilo gua’i, el conjunto de Villarrica sorprendió ya otra vez. Tras un córner, de una chilena de antología, Carlos Lito Duarte puso el 1-1 definitivo.

Situaciones

Este resultado deja a Guaireña cada vez más cerca del objetivo de la permanencia y, por qué no, ilusionarse con la idea de estar en un torneo internacional la próxima temporada. Mientras que con la paridad, el Ciclón consigue estar solo momentáneamente en la punta con 8 unidades en la tabla.

Dejá tu comentario