Extra

Edición Impresa

Se enojó porque el árbitro le dijo "papito"

Futbolista no correspondió a la muestra de afecto del réferi. La simpática reacción, que se hizo viral, ocurrió durante el encuentro de semifinal de la Liga Residenta de Deportes, en Itacurubí del Rosario.

En medio de un picante encuentro de semifinal de la Liga Residenta de Deportes, entre el 12 de Octubre ante el Sportivo San Luján, el árbitro del cotejo quiso ser amable, con una cariñosa expresión, causando una simpática reacción del jugador.

El Luján, iba ganando por la mínima diferencia hasta que sobre los 40 minutos, se vino un penal para el “12”, que fue muy protestado por los del equipo Albiceleste. En medio de las protestas apareció el jugador Víctor Sotto, quien no aceptó que el árbitro lo haya piropeado diciéndole “papito”.

Papito no

Fue ahí que Sotto reaccionó diciendo, “che ko arriero, che ko kuimba’e ani papito ere cheeeti (Yo soy hombre, no me digas papito)”, fueron las expresiones del atleta.

La pena máxima significó el empate del Rojinegro, con la que se extendió a la definición de los doce pasos.

A la final

En la tanda de penales, el “12”, resultó beneficiado con el triunfo de 5-4 y de esta manera sacaron boleto a la gran final, en la que peleará por ser el bicampeón de la Liga Residenta.

“Se hizo un gran esfuerzo, desde lo deportivo y lo dirigencial. Esperamos repetir la misma historia de hace un año atrás y volver a ser campeones”, expresó Amadeo Velázquez, mandamás del Rubroverde. El otro finalista del torneo es el General Caballero de San Alfredo, que en semis derrotó a Libertad con un marcador global de 2-1.

Dejá tu comentario