Extra

Edición Impresa

SASÁ acertó con su predicción

El goleador dijo que le iba a meter 2 o 3 goles al Ciclón y lo cumplió.

Santiago Salcedo, jugador de Capiatá, a parte de ser un tremendo artillero es había sido también una especie de brujo futbolero, ya que en la previa del duelo contra Cerro Porteño hizo una profecía que se cumplió tal cual.

“Si me toca marcar gol a Cerro voy a festejar pero no gritar desaforadamente. Ojalá pueda marcarle dos o tres goles”, dijo cuatro días antes del partido el delantero escobero a la 650 AM.

El crack de Sasá le dio en el ojo a su predicción y además entonó sus gritos sagrados con un volumen razonable frente al club del cual es hincha.

La figura del Escobero le dio un inmenso valor a los tres puntos obtenidos ante el Ciclón. “Después de tantos golpes que tuvimos a lo largo de este torneo, ahora ganarle a un gigante como es Cerro Porteño es muy importante en lo anímico, en el ego, porque hace unos días estábamos en el fondo del mar atado a una piedra”, resaltó en Tigo Sports.

Además de su satisfacción por ver al Depor salir de la zona de descenso, el máximo goleador del fútbol paraguayo disfruta rompiendo redes, agrandando su récord a 142 conquistas y liderando la tabla de goleo del Clausura junto a Brian Montenegro de Olimpia (7).

Capricho de papá

Al finalizar el cotejo, Salcedo le acercó su camiseta a alguien que estaba en la preferencia del Erico Galeano.

La persona afortunada resultó ser su propio papá, quien le había pedido la remera amarilla de Capiatá, la única que le faltaba en su colección. Sasá comentó que su viejo ya tiene miles de casacas pero no se pudo negar a ese deseo.

Dejá tu comentario