Extra
clima
21º C
G 6260
Dólar venta
G 6180
Dólar compra

Edición Impresa

San Roque la tema en el Rey de Copas

Olimpia derrotó a Capiatá con un gol de Santa Cruz y se puso cerquita del tetra.

Todo indica que la Sra. Giselle Tavarelli le hizo caso al pedido de los internautas y no solo le abrigó sino que le cuidó bastante bien a su media naranja, Roque Santa Cruz. El delantero del Rey de Copas ni estornudó luego de redondear dos fantásticos partidos en 4 días; 5 goles y 180 minutos jugados.

El Expreso Decano pasó por la estación 19 del torneo Clausura y luego de deshacerse de un guapo y corajudo Deportivo Capiatá, estacionó muy cerca del Tetracampeonato, que ya podría concretarse en la próxima fecha.

El viaje por el Bosque de Para Uno se tornó turbulento por momentos, especialmente porque el necesitado rival de turno vendió muy cara la derrota. La O tuvo que ir a vestuarios con una paridad sin goles, pese a que estuvo rondando la portería escobera durante todo el primer tiempo.

En el complemento, Olimpia arrancó mucho más ambicioso y Capiatá comenzó a sentir el rigor. Y quién más si no es el hombre del momento, el repartidor de Leche, el Babygol o como quieran llamarlo, para usar la escoba ajena y meterle un golpazo a su rival.

A los 56’, Roque Santa Cruz inclinó la balanza y alcanzó a Santiago Salcedo en la cima de la tabla de goleadores del campeonato.

En los minutos posteriores, el tránsito se tornó más fluido y el Expreso Decano comenzó a acelerar. Sin embargo, se cansó de derrapar en el área rival, desaprovechando varias situaciones para bajar la persiana.

Un pasito la tema

Herido en su amor propio y apremiado por su crisis deportiva, anda en zona de descenso, el Escobero puso toda la carne en el asador y arrimó cierto peligro a la portería de Alfredo Aguilar.

Pero no hubo caso, el tanto de Santa Cruz terminó siendo el único grito sagrado de la noche. El Rey de Copas se alejó a 6 puntos en la carrera por el título. El domingo puede coronarse si derrota a San Lorenzo, y Libertad no le gana a Cerro Porteño.

Dejá tu comentario