Edición Impresa

Roban santo y dejan otro en su lugar para que "nadie pille"

Pobladores de María Antonia claman por su patrono, San Francisco.

“¡No puede ser! ¿Dónde está nuestro San Francisco?” fue lo primero que dijo doña Gorgonia de Lombardo al entrar a la iglesia y darse cuenta de que robaron al santo patrono y dejaron una réplica mucho más “fea” en su lugar.

Los pobladores de la compañía Roa Rugua, de la ciudad de María Antonia, departamento de Paraguarí, lamentaron la pérdida de su santo de devoción.

“Ni la casa de Dios ya se salva” dijo la mujer, y en medio de lágrimas, salió corriendo hasta la casa de Gilberto Maidana, coordinador de la capilla, para contarle la “gran desgracia” que tuvo la compañía.

Según la denuncia, los malevos habrían forzado la puerta del baño que conecta con el interior de la iglesia. Una vez adentro abrieron una ventana y sacaron la imagen de San Francisco.

Tal parece que la conciencia les pesaba mucho y dejaron en su lugar una réplica hecha de yeso y telas del santo.

“Nosotros no queremos a este santo, demasiado feo ya es, no se entiende el molde de su cara, además parece que tiene cara de malo. Por eso estamos desesperados por encontrar a nuestro San Francisco original, lo necesitamos”, dijo a EXTRA Gilberto Maidana, coordinador de la capilla.

Insólito

Contó que la escultura robada es una reliquia del siglo XIX y que muchos piensan que tiene oro y diamantes adentro. “A pesar de que avisamos varias veces ya que el santo no tiene nada adentro, mucha gente piensa que tiene un tesoro oculto, pero su único tesoro es lo milagroso que es”, añadió don Gilberto.

Lo más insólito del caso es que los ladrones se tomaron el tiempo de dejarle flores y velas a la réplica del santo que dejaron en la iglesia.

Parece que los desgraciados querían reírse de nosotros, no somos tan ‘tovatavy’ (estúpidos) como piensan para creer que ese muñeco feo y sin gracia era nuestro San Francisco”, mencionó el coordinador de la capilla.

Satánicos

Varios de los pobladores creen que un grupo de “satánicos” pudo haber robado la figura, ya que 10 años atrás ya habían intentado llevarse el santo, pero se arrepintieron y lo dejaron a 100 metros de la capilla con la base totalmente rota y con la pintura desteñida.

La denuncia fue realizada en el Puesto Policial Nº 6 de la ciudad de María Antonia.

Dejá tu comentario