Edición Impresa

Quiso llamar "Olimpia" a su hija y lapa no le permitió

Como segundo y tercer nombre, el papá franjeado eligió: Victoria y Libertad.

Embriagado de pasión y parado sobre la mesa de un bar, René Ovelar hizo temblar con un grito las paredes de aquel recinto. Festejaban la victoria de su club en la Libertadores.

La racha que tuvo Olimpia para eliminar al Nacional de Medellín hacía de aquello un momento glorioso. Corrían los años 90.

Seguidor acérrimo del Decano, Ovelar aprovechó hasta más no poder su juventud junto con sus amigos. “Seguíamos a la O a todas partes, apasionadamente, era una locura”, dijo a EXTRA. Pero la locura mayor se le ocurrió después.

“Estábamos tan felices que hicimos una caravana sobre Quinta, con nuestras banderas a cuestas, yo me acababa de casar, en medio de la algarabía les hice callar a todos para contarles que cuando tuviera una hija, la llamaría ‘Olimpia Victoria Libertad’, recordó y soltó una carcajada.

La promesa que hizo René sorprendió a todos, pero recibió la total aprobación de los presentes.

“Aún no habíamos concebido a nuestra hija, pero ella ya tenía nombre”, agregó. Cuando la nena ya estaba en camino, la idea no le agradó para nada a la patrona.

“Algún día será”

“Mi señora no me permitió y le registramos como Paula; ahora me entero que a ella no le iba incomodar el nombre, es más, siempre me reclama que no haya cumplido con mi palabra, pero algún día alguien de mi familia se llamara así”, tiró.

Paula, que ahora ya es mayor, tuiteó orgullosa que le hubiese encantado llamarse de tal manera.

MIE20200108 CONTRATAPA A1,ph03_3495_17579179.jpg

“Mi papá no cumplió su promesa, lastimosamente, pero me trasmitió su fanatismo desde la panza y yo estoy haciendo lo mismo con mi hija, a quien tampoco me dejaron llamarle así”, explicó.

La peculiar historia saltó a la luz en medio del Olimpia challenge; campaña para captar socios, y dejó maravillados a todos.

Dejá tu comentario