Extra

Edición Impresa

Quiso asustar a su marido y terminó mandándolo preso

La intención era darle un escarmiento a su pareja, pero todo se salió de control cuando una asistente fiscal aprovechó la situación para extorsionar. El hombre, un ingeniero agrónomo brasileño, lleva más de diez días preso, según dicen por un hecho que no existe.

Las reiteradas llegadas tardías de Jeferson Anderson a casa despertaron los celos incontrolables de su esposa Adriana Mara de Ávila.

La mujer, en su afán de impedir que tal situación continuara, cometió uno de los peores errores de su vida. Adriana conoció a una asistente fiscal de nombre Ana Gómez. Ambas viven en el mismo departamento, ubicado en el distrito de San Alberto, Alto Paraná. Entraron en confianza y la mujer contó a la funcionaria el problema que tenía con su esposo.

Gómez prometió ayudarla. “Le dije que yo ya no quería que mi marido llegue tarde a la casa y ella me dijo ‘dejá a mi cargo’”, contó Adriana.

Según la denuncia, la asistente fiscal la llevó hasta un estudio jurídico donde le hizo firmar un documento y, valiéndose de que ella no maneja bien el español, ya que es brasileña, hizo constar en el papel una denuncia por violencia doméstica.

“La idea era asustar a mi marido, pero jamás pensé en las consecuencias, yo confié en Ana”, remarcó la extranjera.

Extorsión

René Vera, abogado de la mujer, señaló que su clienta fue víctima de extorsión por parte de la asistente fiscal.

“Le pidió 8.000 dólares a cambio de no enviar al señor Anderson a la cárcel y, como ella no pagó, presentó el escrito firmado por Adriana”, contó.

Siempre de acuerdo a lo relatado por el profesional del Derecho, Gómez acompañó a la mujer para empeñar el auto que tenía, pero no encontraron al comprador, por lo que volvieron al departamento.

“Ella en una bolsa cargó todas las cosas que tenía mi clienta, hasta la lencería que iban a usar en el aniversario de bodas”, detalló el abogado. Adriana está desesperada ya que su hijo amenaza con quitarse la vida si su papá no sale libre.

Ella asegura haber sido víctima de la asistente fiscal y niega que alguna vez su pareja la haya agredido físicamente. Exige a las autoridades judiciales que dejen libre a su esposo.

Hay indicios de violencia

Para la Fiscalía existen pruebas de que el hombre golpeaba a la mujer y que luego hubo una reconciliación, razón por la cual hoy Adriana exige la libertad de su marido. Es por ello que el proceso seguirá su curso, según informaron. La representante del Ministerio Público que lleva el caso es Olga Melgarejo quien pidió la detención de Jeferson y fue la jueza de San Alberto, Nimia Ávalos, la que ordenó su prisión en la cárcel de Ciudad del Este. . El abogado Vera, sin embargo, dice que su cliente lleva 10 días preso por un hecho punible que no cometió.

Asistente está bajo sumario

Foto de la asistente Fiscal

Adriana presentó una denuncia ante el fiscal adjunto de Minga Porá, Édgar Moreno, donde acusa a Gómez por extorsión, chantaje y asociación criminal ya que el actuario judicial de la zona, que es hermano de la mujer, también habría participado del hecho. Desde la Fiscalía señalaron que Gómez está bajo sumario administrativo y que ya fue apartada del caso.

Dejá tu comentario