Extra
clima
15º C
G 6380
Dólar venta
G 6290
Dólar compra

Edición Impresa

Por una cabeza de diferencia

La Albirroja jugó mejor, pero cayó ante Serbia por 1-0.

En la ciudad de Krusevac, a orillas del Río Morava, en Serbia, la Selección Paraguaya de Fútbol jugó como nunca pero perdió como siempre.

Los muchachos del DT, Eduardo Berizzo, mostraron una imagen mucho más respetable que en partidos pasados, pero un cabezazo de Aleksandar Mitrovic, en el minuto 89, decretó una dolorosa caída albirroja, que venía de una épica remontada ante una casi amateur, Jordania, en la fecha FIFA anterior.

“Fue un partido intenso, de ida y vuelta”, aseguró el Toto luego de la caída. Y vaya que tuvo razón, Paraguay intentó salir jugando desde el fondo en todo momento y protagonizó la mejor jugada del partido.

A los 28’, Blas Riveros agarró la pelota y como si fuera albañil, armó un edificio con tantas paredes que hizo con sus compañeros. El lateral levantó el centro y Villasanti estuvo muy cerca de romper el cero en el duelo.

“Es un partido para sacar conclusiones positivas”, añadió el DT Albirrojo. Especialmente la imagen que dejaron jugadores como Riveros, Jorge Morel, Mathias Villasanti y el regreso de Darío Lezcano. En pocos minutos, el Motochorro demostró que es otro level, es un gran refuerzo.

El mejor guaraní fue Blasito, que justo antes del final del primer tiempo fue poseído por Marcelo. El zurdo se armó de valor y luego de dejar tirado por el camino a varios rivales, puso a la caprichosa en la boca del arco, pero, hasta ahora no llegaron aún sus compañeros para empujarla.

Cambia, todo cambia

“Todo cambia para nosotros con la expulsión de Miguel Almirón y eso nos obliga a defendernos”, explicó Berizzo en conferencia de prensa.

Esa situación ocurrió en el minuto 53, por una payasada del árbitro serbio, Kajtzovic, flor de localista, que en el primer tiempo anuló un tanto de Gustavo Gómez por una falta previa de Jorge Morel, pero oñembotavyete en el minuto 89, cuando dejó pasar el empujoncito de Mitrovic a Junior Alonso, antes de que el serbio la mande a guardar en el último suspiro.

A la Anguila lo echaron por caer en el área rival. El paraguayo sintió una mano en el pecho, exageró un poco y el árbitro, bastante drástico, le mostró la amarilla (ya estaba amonestado).

El partido ante Serbia sirvió para que jugadores como Jorge Morel, Mathias Villasanti y Matías Espinoza tuvieran su primera vez en la Selección Absoluta.

El domingo, desde las 15:45, la Albirroja jugará otro amistoso, ante Eslovaquia, en Bratislava.

Dejá tu comentario