Edición Impresa

Por fin: ¡A chutar se ha dicho!

El regreso del fútbol se celebra con una merienda en los Jardines y una cena en la Olla.

El despelote que se armó con los resultados de las pruebas del COVID-19 nos dejó a todos con las ganas de ver la pelota rodar el fin de semana, pero por suerte, la novela no se prolongó demasiado y llegó finalmente luego de 4 meses sin fútbol el día en que proseguirá el Torneo Apertura.

En el primer turno, River Plate y Nacional serán los encargados de darle la bienvenida a la caprichosa en modo covid, a puertas cerradas dentro de los Jardines.

Ambos se habían eliminado de la Sudamericana y ahora están totalmente enfocados en el campeonato casero con aspiraciones altas. El Kelito (10 pts.), apunta nuevamente a una clasificación internacional y quiere alejarse definitivamente de la zona del descenso.

Mientras tanto, la Academia (14 pts.) venía haciendo bien los deberes antes del parate no perdiéndole la pisada a los de arriba. En varias ocasiones el DT albo, Tiburón Torres, ha manifestado que su equipo tiene hambre de gloria y no se conformará en luchar solo por un tercer o cuarto puesto.

El plato fuerte

Seguidamente, en la Nueva Olla, se disputará el partidazo de la fecha, porque Cerro Porteño (13 pts.) recibe al puntero del torneo, Libertad (19 pts).

El Ciclón se juega gran parte de su chance de batallar por el título ya que con una caída esta noche, el Gumarelo le sacaría 9 de ventaja. Lo llamativo y la incógnita de cómo funcionará en el once que prepara Chiqui Arce, es la dupla de centrales inédita formada por los juveniles Andrés Pulpito Duarte y Rodrigo Delvalle.

El Repollero va a barrio Obrero con una baja, la de Iván Piris por lesión. Después, Ramón Díaz tiene a toda su artillería a disposición, incluyendo al Demonio Bareiro, la pesadilla de los azulgranas, quien a priori se sentaría en el banco.

La visita llega además con la racha de 4 victorias seguidas en la Catedral de la Pasión desde su inauguración.

Dejá tu comentario