Extra
Destacados
clima
31º C
G 6300
Dólar venta
G 6200
Dólar compra

Edición Impresa

Plagueos, rumores y deudas en el BARRIO

Bernay sería confirmado aunque suena un Clase A.

Los que no están queriendo ni tararear Navidad Sin Ti son los cerristas, que están cerrando una temporada flojísima, viendo como el equipo se cae a pedazos mientras que el acérrimo rival está a un paso de ser tetra.

Los plagueos no cesan en las redes, especialmente ante la posibilidad de que el DT interino, Víctor Bernay, sea confirmado a final de temporada como el timonel principal. Los hinchas consideran que el pésimo semestre requiere de una apuesta dirigencial mucho más fuerte.

En medio de la tormenta saltó un nombre que no desagrada para nada en Barrio Obrero. El DT argentino Gustavo Quinteros habría sido ofrecido al Ciclón.

El estratega de 54 años tiene en su currículum las selecciones de Bolivia y Ecuador, además de equipos como San Lorenzo, Universidad Católica y Bolívar. También se aventuró por la Liga de Arabia Saudi (Al Nassr) y los Emiratos Árabes Unidos (Al Wasl).

HENDY KAVAJU RESA

En las últimas horas de ayer, el periodista partidario del Ciclón, Daniel Maciel, publicó la deuda que tiene Cerro Porteño con Juan José Zapag y con las entidades bancarias, que condicionó bastante el tema futbolístico en los últimos tiempos.

Según el último balance, la deuda con la familia Zapag sería de 14.700.000 dólares. Mientras que con los bancos el tema se muestra así: 7.000.000 de dólares a corto plazo y 15.000.000 de dólares a largo plazo. ¡Hendy!

Pesó la amenaza

Mientras tanto, las cuentas partidarias de Cerro Porteño, que motivaron un banderazo contra los Zapag, sacaron un comunicado para explicar porqué terminó en el oparei. Ni el pitogüe cantó ese día en las afueras de la Nueva Olla antes del juego contra Libertad.

Habrían recibido advertencias de posibles actos de violencia contra los que protestaban, de parte de miembros de la barra y otros hinchas azulgranas defensores del clan Zapag.

Además, los encargados de la seguridad del estadio supuestamente tenían la orden para reprimir cualquier intento de movilización.

Dejá tu comentario