Extra

Edición Impresa

Piden que la justicia militar se aparte del caso abuso sexual

Una activista incluso pidió eliminar las Fuerzas Armadas. Otros solicitan acciones concretas y castigo ejemplar contra los 13 uniformados involucrados y que hoy guardan reclusión en Viñas Cué.

El terrorífico caso de la niña de 13 años abusada por al menos 13 militares de la Armada Paraguaya causó indignación generalizada de varios grupos sociales.

Las reacciones ante semejante crueldad que dejó destrozada la vida de la menor generó todo tipo de repudio y de acciones que comenzarán a realizarse de inmediato.

Tal es el caso de la articulación 8M, que convoca a una reunión para hoy a partir de las 18:30 en la Plaza Italia de Asunción. La idea es establecer actividades a realizar contra los casos de abuso sexual en niños. Adelantaron que exigirán acciones concretas y pena máxima para los involucrados en el hecho.

María Noguera, coordinadora de la Asociación de Familiares de Víctimas del Servicio Militar (Afavisem), señaló que casos como el de la adolescente de 13 años todavía se repiten entre las murallas de los cuarteles.

“Muchas cosas no se saben y la Justicia militar debe alejarse de estos casos porque no les compete, es la Justicia ordinaria la que debe caer con todo el peso de la ley”, señaló.

Noguera demostró además su interés en el caso y dijo que buscará la forma de acercarse a la familia de la víctima para asesorarla.

Abolición

Lilian Soto, activista del partido Kuña Pyrenda, publicó ayer en su cuenta de Twitter terribles estadísticas que involucran a las FF.AA. en diversos crímenes.

“1978-2012: 147 jóvenes muertos en SMO, 2008: cadete violada por 6; 2018: trans asesinada a machetazos, niña violada por 25; sumá acoso sexual en la institución y acoso a Tte.Quinteros por amamantar”, escribió.

Soto incluso fue más allá y exigió la abolición de las Fuerzas Armadas.

“¡Dale. Seguí defendiendo a este nido que cría machos violentos!”, sentenció con dureza.

Víctima recibió mensajes

Las investigaciones dan cuenta de que la menor recibió varios mensajes de los militares que abusaron de ella, pidiéndole que no cuente a nadie lo sucedido. Estudios médicos arrojaron que la niña de 13 años no consumió ningún tipo de droga. La víctima está recibiendo atención psicológica de forma contínua.

Desapareció por 24 horas

Si bien no hay muchos detalles sobre el terrible caso, se maneja el dato de que la menor estuvo desaparecida por 24 horas, desde el lunes 6 de agosto hasta el martes 7, cuando llegó a su casa poco después del mediodía. La adolescente no contó a su mamá lo sucedido, hasta varios días después.

Dejá tu comentario