Extra

Edición Impresa

Parientes del joven de 16 años aseguran que no pasaban hambre

El menor había salido muy nervioso de la casa, fue a pescar y se desvaneció en medio del esteral, donde se ahogó. Tíos y primos sostienen que a pesar de la condición humilde de la familia no les faltaba nada para comer.

En el humilde corredor construido con un poco de ladrillo y madera, colocaron una mesa. Sobre ella estaba tendido el cuerpo sin vida de Efraín Vázquez Gamarra, tapado con una sábana de colores.

Los llantos desgarradores de sus familiares, amigos y compañeros no cesaban.

Velatorio del menor

“Su mamá contó que ese día (el lunes) se le perdió el pantalón de la escuela y la directora le había retado antes por no llevar el uniforme. Estaba muy nervioso y no quiso ir a la escuela, entonces se fue a pescar, pero ni siquiera quiso comer nada”, explicó Carlos Fleitas, pariente del menor.

Agregó que no era un chico enfermizo, aunque le solía sangrar la nariz.

“Creo que se le bajó su azúcar, se desmayó y cayó al agua”, expresó.

Efraín tenía 13 hermanos, cuatro de ellos aún viven con la mamá y el resto ya mayores trabaja hacia la zona de Salto del Guairá, dijo Fleitas. Él aseguró que es totalmente falso que el menor haya muerto de hambre.

Vivienda del niño ahogado

Virgina Vázquez, tía de Efraín, dijo que la muerte del chico les causó un terrible dolor y que a eso se le tuvo que sumar la versión de un vecino que nada tiene que ver con la realidad, según señaló.

“Ellos son pobres, pero nunca pasaron hambre”, dijo enojada. Efraín, quien vivía en el barrio Ybu de Santa Rita, distrito de San Ignacio (Misiones), se desvaneció en el esteral mientras pescaba y en 40 cm de agua se ahogó.

El fiscal de turno Víctor Joel Paredes, llegó hasta la compañía Santa Rita y verificó el lugar, en el que hallaron el cuerpo sin vida que hasta ese momento no había sido removido del sitio.

“Lo que ocurrió es que no habría consumido alimento en esa mañana, y ya entre las 10:00 y 11:00, con el calor excesivo, en el esteral, se presume de una hipoglicemia y que eso haya producido el desvanecimiento, lo cual implica una pérdida de conocimiento, por ello cayó al agua y se produjo su ahogamiento”, explicó el agente del Ministerio Público.

Ayuda

La noticia de que Efraín habría muerto de hambre conmocionó a todos. Tanto, que la noticia tuvo repercusión internacional. Es por ello que el grupo Paraguayos Solidarios en Argentina decidió ayudar.

“Queremos enviar cajas de mercaderías no perecederas. Me desperté con esa noticia que me angustió y lloré de impotencia”, contó Maguie Britos, miembro del grupo.

Ella espera que la humilde familia acepte las donaciones. En medio del dolor y una torrencial lluvia, Efraín fue llevado ayer a su última morada.

Enojo

Rogelia Vázquez, muy enojada, escribió en su Facebook que nunca pasaron hambre. Pidió que ya dejen descansar en paz a su hermano Efraín.

Captura de pantalla

Dejá tu comentario