Extra

Edición Impresa

Paloma mensajera que cayó en Ñeembucú ya tiene nombre

Le pusieron "Noé", mientras buscan a su dueño para devolverla. Pertenece a la federación Colombófila de Argentina.

Luego de un mes volvió a aletear y de a poco está perdiendo el miedo. La paloma mensajera que cayó herida en Ñeembucú hoy se recupera en una casa de Pilar. El comunicador pilarense, Calixto González, y sus hijos, Pablito y Melisa, cuidan del ave y hasta ya le pusieron un nombre: “Noé”.

Oriunda de Buenos Aires, Argentina, el ave lleva en sus patitas un registro perteneciente a la Federación Colombófila de Argentina. Esperan alguna comunicación de parte de su dueño, para poder enviarla de vuelta.

Calixto contó que recibió varios consejos de colombófilos de nuestro país, que le están asesorando sobre los cuidados necesarios. Él tendrá en su hogar a Noé y, si el dueño no aparece, se hará cargo del ave.

Ricardo Villasanti, un criador de palomas mensajeras en Asunción, cree que la palomita pudo haber sido largada en el nordeste argentino y se desorientó. Tiene anillos en sus patas, en uno de ellos figura el código: 495234/FCa 2017.

Villasanti contó que ya estuvo animando a Calixto a que se quede con el animalito y le haga un palomar, incluso le ofreció más ejemplares.

El pájaro, de brillante plumaje, fue rescatado por doña Mirta, quien le curó las alas. Pero como no podía hacerse cargo, la doña llevó al animal a los estudios de la radio Carlos A. López, de Pilar, donde trabaja Calixto.

Mensajeras en Paraguay

En Asunción hay unos 15 colombófilos (criadores de palomas) y en Encarnación, unos 10 o 12, que empezaron con palomas que les regalaron los argentinos.

Estos suelen hacer competencias, pero solo por hobby. Las llevan a un punto específico y las sueltan para que vuelvan a sus casas. La primera en llegar es, lógicamente, la ganadora.

“Las palomas tienen un instinto natural para volver al lugar en donde fueron criadas, pero las entrenamos; yo, por ejemplo, les hago volar por todo el palomar dos horas por día, y también les sacamos a recorrer medianas distancias”, explicó Villasanti, quien tiene 30 aves en su casa.

Algunos cuidados

Rodrigo Villasanti habló de las responsabilidades de criar palomas: las alimenta con una mezcla de semillas de girasol, maíz tupi, arvejas en mitades y balanceado para aves. También les da vitamina, calcio y antiparasitario, y mantiene siempre limpio el palomar.

Los colombófilos del país están tratando de conformar una asociación de manera oficial. Los interesados en la cría de palomas mensajeras pueden contactar al (0971) 926 152.

Dejá tu comentario