Extra

Edición Impresa

Pa´ima he´i: "Los que se casan el 14 de febrero no duran mucho"

El cura Óscar Díaz reveló su teoría respecto a las románticas bodas que se celebran el día de San Valentín. Explicó que no todos tienen un final feliz.

Jurarse amor eterno un 14 de febrero, parecería ser el gesto más romántico del mundo. De hecho, muchas parejas eligen este día para dar el sí ante el altar, movidas por la emotiva fecha.

Pero para el pa’i Óscar Díaz no todas las historias tienen un final feliz.

“Las parejas que se casan el día de los enamorados no suelen durar mucho”, dijo el encargado de la Parroquia San Antonio de Padua, del barrio Sajonia de Asunción.

La larga trayectoria del sacerdote lo llevó a celebrar cientos de bodas que luego terminan y explicó el por qué: “Se casan inspirados por el romanticismo del momento, porque es una fecha especial, pero luego pasa el tiempo y se dan cuenta que sobrellevar una relación de pareja requiere de mucho más”, explicó.

El religioso ha sido testigo de muchas historias en las que el “sí acepto” duró apenas 1 año, por ejemplo.

Pocas bodas

Particularmente, el pa’i Óscar dijo que no tenía ninguna boda para celebrar este día, pero mencionó que eso se debe porque cayó entre semana.

“Generalmente cuando el 14 cae sábado o domingo sí, pero cuando es entre semana casi no se celebran los matrimonios, porque en los días hábiles no podrán disfrutar de la fiesta que se suele organizar tras la ceremonia religiosa”, explicó.

Los que sí van a hacer su agosto son los oficiales del Registro Civil y Juan Carlos Vega es uno de ellos.

“Para hoy tengo 6 bodas que tengo que oficiar”, contó.

Dijo que debe ingeniarse para llegar a todas y exige a las parejas puntualidad. “Utilizo la hora alemana, porque no puedo hacerle esperar a la otra pareja así que deben ser puntuales, si no, les digo que les voy a casar al último, cuando haya terminado con los demás”, indicó.

“Corazones” ahí abajo

DEPILACIÓN

Diana Vega, estilista profesional señaló que las depilaciones al estilo Hollywood (depilado completo), nunca pasan de moda. “Algunas piden formas de corazón, triángulos y hasta iniciales ahí abajo”, señaló. El costo oscila entre G. 90 y G. 135 mil.

La pizza del amor

tema de la pizza

Juan Servín, es un conocido pizzero de Concepción, pero oriundo de Fuerte Olimpo. Estudia medicina y con mucho sacrificio abrió un local de pizzas, con la intención de costear así los gastos de la Facultad.

Recurrió a su ingenio y elaboró la masa en forma de corazón, especial para este día.

Dejá tu comentario