Extra

Edición Impresa

No logró evitar perder toda su cosecha copera

Libertad no pudo remontar y se despidió de la Libertadores de la peor manera. Cayó 3-0 ante Gremio y quedó con la dignidad por el suelo.

El Repollero no sabe si fue una tormenta, la helada o la presencia de alguna plaga en su terreno, pero su cosecha copera de la temporada se fue a la “B”.

Libertad, uno de los líderes de la fase de grupos, ni ndopereréi en la serie de octavos de final ante el Gremio de Porto Alegre, que anoche se pegó el lujo de meterle un baile al conjunto paraguayo, en el Defensores del Chaco.

La misión parecía imposible por el 0-2 de la ida, sin embargo, al más puro estilo Tom Cruise, el Repollero se preparó para la heroica. Pero, a los 20 minutos ya estaba más herido que Bruce Willis en todas sus películas.

A los 6 minutos, en el primer córner a favor, el conjunto gaúcho rompió el cero. Lo hizo Pyerre de tiro penal, luego de una mano de Iván Piris. No contento con eso, Gremio metió otro golpe. A los 20’, André la acomodó a un costado de Martín Silva.

En todo ese tiempo Libertad fue como esa criatura que quiere golpear a un grande que se limitó a manejarlo a su antojo. Y para que la vuelta a vestuarios sea un velorio total, André firmó su doblete a los 47 minutos.

El segundo tiempo fue de mero trámite, Gremio entendió lo del meme: “ya déjalo, está ...” y el Gumarelo solo se limitó a llegar a la orilla, no sin antes meter un par de patadas cerca del final del partido.

Así terminó el sueño copero de Libertad, que apostó a la suerte, a la bilonga y recibió su castigo. Ahora deberá abocarse al Clausura para lograr un cupo en la Copa Libertadores 2020.

Dejá tu comentario