Extra

Edición Impresa

Monito suelto mordió a una nena de 3 años en Asunción

El animal se había escapado de sus dueños hace dos meses.

Doña Carmen Escobar estaba disfrutando de un tranquilo y divertido sábado con sus nueve nietos y otros familiares, en el barrio Herrera de Asunción. Un susto tremendo se llevaron todos cuando un monito agresivo se meció por los árboles del patio del fondo donde estaban.

Alarmados por la presencia del animal, trataban de salir con los chicos hacia la parte de adelante, mientras el capuchino chillaba y tiraba cosas con todas sus fuerzas. Luego, el animal siguió a una de las pequeñas de solo 3 años y le hincó sus dientes en la pierna, hiriéndola gravemente.

“Yo estaba en la facultad y mi mamá me llama. Por suerte queda cerca de mi casa, la llevamos a Lacimet y le aplicaron un antirrábico. Estoy aterrada, los monos no son joda. Rezo para que a mi hija no se le transmita ninguna enfermedad”, dijo a EXTRA Johana Escobar (28), madre de la víctima.

La mujer indicó que durante la noche, un grupo de vecinos y su marido atraparon al monito con un edredón, pero logró escaparse antes de que lleguen los bomberos.

“Me fui a hablar con la dueña, que es dueña de una conocida confitería del barrio. Ella pensó que le iba a pedir dinero. De ninguna manera, pero sí quiero que agarre a su mono porque es un peligro”, lamentó la joven.

Agregó que a la dueña, Estela Villar, se le escapó el primate hace dos meses y hasta el momento la escurridiza criatura no se deja atrapar.

TODOS CON MIEDO

“Me parece nomás muy irresponsable que no haya denunciado o haya pedido ayuda para rescatar al animal. Es peligroso, sobre todo con los niños, porque a ellos lo que parece no les quiere. Con los adultos no es agresivo”, dijo.

Johana mencionó que lo que más siente es que su hija ama a los animales y ahora quedó con un poco de temor hacia ellos. “Me pregunta todo el rato por qué un monito la mordió, si ella no le hizo nada. Me siento muy triste en realidad. Es un susto que no le deseo a nadie”, expresó la joven madre.

Por su parte, el zoológico de Asunción se comprometió a llevar dardos tranquilizantes para poder rescatar al animal y cuidarlo mejor.

Dejá tu comentario