Extra

Edición Impresa

Mimo a los jugadores y ver rivales más duros

Elvio Paolorroso, expreparador físico de la Selección Paraguaya, recordó la era de Martino.

La Albirroja cerró su gira asiática con más sombras que luces y la preocupación por el futuro es total. Elvio Paolorroso, expreparador físico de Gerardo Martino en la Selección Paraguaya, explicó un poco la receta del Tata que terminó formando una camada de la gran siete entre el 2007 al 2011.

“El jugador paraguayo necesita un poquito de mimos, necesita sentirse importante y para eso hay que trabajar con los que juegan y con los que no, sobre todo con los que no son titulares, porque cuando vos tenés la rueda de auxilio pinchada, no te sirve”, comentó Paolorroso a la 800 AM.

Además, aseguró que hay la gran diferencia entre Martino y Berizzo es la forma en la que arrancó el proceso. “Tata llegó a la Selección con más conocimiento del ambiente, la gente ya le conocía y se le toleraba más. A diferencia de Martino, Berizzo no conoce tanto el medio, debe conocer jugadores y me parece que está bien que los pruebe en amistosos”, añadió. Cabe recordar que el Tata había tenido un paso previo por Libertad y Cerro Porteño.

Si bien Paolorroso aclaró que todo proceso requiere de tiempo de trabajo, recordó una vieja creencia de Martino que el Toto no tuvo en cuenta en esta fecha FIFA.

“Si bien los amistosos sirven y mucho, el Tata siempre era de la idea de competir con los mejores, que es donde se aprende. Un equipo como Jordania, sin menospreciar, no te da muchas enseñanzas. El Tata siempre eligió rivales fuertes; jugamos con Alemania, Holanda, Francia. Cada vez que teníamos un partido más o menos flojo, no le gustaba a Tata”, mencionó.

Un rival difícil

Y pensar que el Toto Berizzo, luego de la remontada ante Jordania, le bajó: “Es un rival difícil y logramos doblegarlo corrigiendo algunas cosas. Inclusive me atrevo a decir que los jugadores de Jordania podrían jugar en ligas más competitivas”.

Dejá tu comentario