Extra

Edición Impresa

Menor de 14 relató cómo mató a toda una familia

Defensor público pidió resguardo ante tenso ambiente.

Una leve lluvia cubría el cielo villarriqueño. En el aire aún se sentía el dolor de una comunidad con la herida abierta. Cinco almas partieron a la eternidad y el barrio todavía se vestía de luto.

Tempranito, como hace ocho días, P.A.G., de 14 años, se levantó de la cama; esta vez para enfrentar a la justicia. Él no estaba asustado. Su rostro transmitía una exagerada tranquilidad, pero sus palabras revelaban el terror.

“Era una persona fría, cómo contaba. Un relato como si fuera que lo que sucedió fue algo normal, no mostraba arrepentimiento”, señaló a EXTRA Mauro Fernández, defensor público del menor, autor confeso del quíntuple crimen que segó la vida de toda una familia: Hugo Armando Fariña, su esposa María Villaverde, sus hijos Israel e Isabel, y un pequeño que estaba en camino.

El catorceañero contó que ingresó a la casa del suboficial y que este fue el primero en morir. Luego, le tocó el turno a su hijo de 12 años. La tercera fue María y la última, Isabel, de 6 añitos. "A la nena no quiso dispararle, dijo que intentó estrangularle", contó Fernández. Pero la niña no moría. Entonces fue hasta la cocina y tomó un cuchillo, con el que finalmente la mató.

Itauguá: allí lo trasladaron. El menor está imputado por homicidio doloso en grado de autor, se expone a 8 años de prisión por el crimen, según establece nuestro código penal.

¿Encubre a alguien?

"Cambió de versiones como 12 veces, pero hay cosas que no coinciden. Él le está encubriendo a alguien. P., es chiquitito, parece de 9 años. El hijo de 12 años (Israel) parece mucho más grande que él", dijo el abogado.

Abogado pidió resguardo

Fernández contó que pese a la insistencia para que admitiera si alguien lo ayudó a matar a la familia, el menor se negó a hacerlo. Aseguró que él solo mató a todos. Agregó que, corren también rumores de que el finado policía había descubierto algo denso, mientras investigaba el robo de su arma, lo que le costó la vida. El abogado solicitó resguardo, pues sus colegas le advirtieron que considerando el caso que tomó para defensa, está en riesgo su vida.

Otros 2 están imputados. Mario Benítez y Héctor Velázquez serán procesados por reducción. El primero fue detenido con el arma del finado, el otro con el celular del mismo.

Dejá tu comentario