Extra

Edición Impresa

"Me escapaba de mamá para ir a entrenar"

María Martínez, integrante de la Selección Paraguaya de Fútbol, sueña con una transferencia al extranjero.

María Martínez, integrante de la Selección Paraguaya de Fútbol Femenino, en poco tiempo se convirtió en pieza clave del plantel principal.

A sus cortos 20 años supo abrirse camino y contra todo pronóstico demostró que el fútbol será su medio de vida.

Relató que su amor por este deporte le debe principalmente a sus primos con quienes compartió una niñez inolvidable.

yaki dos.jpg

“Jugaba con ellos todo el tiempo y fue así que me interesó el fútbol”, contó Yaki, como la conocen, en contacto con EXTRA.

Cuando cumplió 15 decidió ir a practicar al Deportivo Capiatá, pero hubo alguien a quien para nada le gustó la idea.

“A mi mamá no le gustó al principio la noticia, dos veces por ahí ligué porque yo me escapaba para ir a entrenar”, recordó entre risas la bella jugadora.

Tiempo después, su madre se resignó cuando se dio cuenta que su hija no iba a renunciar a su sueño. “Me decía que me iba a golpear todo, que elija otra cosa, pero después ya comenzó a apoyarme”, contó la joven.

Sueños

Martínez, quien juega por la banda derecha, estuvo en el onceno principal de la selección en los Juegos Panamericanos de Perú, donde consiguieron el cuarto puesto, un hecho histórico para las chicas de la Albirroja.

20 f 03 260819_14987944.jpg

Su brillante participación la llevó a ser tenida en cuenta por Dominium Sports, la primera agencia paraguaya de futbolistas que apuesta por el fútbol femenino. Yaki cuenta ahora incluso con un representante, quien está viendo nuevos horizontes para la futbolista.

“Mi sueño es ir a jugar al extranjero, eso es lo que yo quiero”, expresó.

Pide pista

Por último, María habló sobre el pedido que le hace a los dirigentes del fútbol del país.

“Pido que busquen talentos femeninos hacia el interior donde hay muchísimos. Me gustaría que los clubes cuenten con recursos para poder pagar a las jugadoras y así ayudar a perseguir el anhelo de cada una”, finalizó la hermosa lateral derecho.

Dejá tu comentario