Edición Impresa

¡Manos santas! A semis gracias a una pilarense

"No me jugué antes, aguanté siempre", dijo la arquera.

"Hendy! Estuvo reduro el partido", es la expresión con la que Alicia Bobadilla resume una noche mágica.

Gracias a sus manos santas, San Lorenzo de Almagro anotó su nombre en la semifinal del torneo Transición de ashá.

La pilarense de 26 años se convirtió en la figura del encuentro al atajar dos penales luego de que en tiempo normal el duelo ante Racing terminara 0-0.

"Estuve muy tranquila en todo momento. Creo que eso hizo que pueda llegar bien a los tiros, no me jugué antes, aguanté siempre", señaló en contacto con EXTRA.

La dueña de los tres palos azulgrana valoró el apoyo de los directivos desde que pisó el club.

"Mi equipo y mi entrenador confió 100% en mí desde el día uno y eso fue muy importante en todo momento para mí", expresó.

Mimada como ella sola, comentó que ya se puso en contacto con su gente kuéra. "Están muy felices, orgullosos y eso me llena mucho para poder encarar todos los días. Están los que tienen que estar siempre a mi lado, lejos o cerca y eso me fortalece en todo", agregó.

En medio de la euforia que significa clasificar a semis, la portera de la selección paraguaya no puede evitar hablar del techaga’u inmenso que siente sobre todo en estas fechas y lo mucho que busca saborear su plato favorito. "¡Dios! ¡Extraño una vida el vori vori con pollo!", reveló.

Desafío

San Lorenzo terminó ganando el partido 3-1 desde los 12 pasos, relegado porque muchas de sus jugadoras titulares están en cuarentena por COVID-19. Ahora le tocará enfrentar al equipo favorito del torneo, Boca Juniors, que terminó destrozando 8-0 a Platense.

Recordemos que en el conjunto santo también está otra paraguaya, Laura Romero, pero esta vez no fue tenida en cuenta.

Dejá tu comentario