Extra

Edición Impresa

"Lloré cuando él me dijo que iba a Cerro"

Fanática a muerte, Patricia Patiño hermana del zaguero del Ciclón Juan Patiño, reveló que su corazón se partió en dos cuando supo que "Tyson" se mudaba a la vereda de enfrente. A pesar de que la sangre los une, ella jura que jamás pisará la Olla y mucho menos vestirá la azulgrana.

Su corazón se acelera cada vez que juega el Rey de Copas. Se declara fanática enferma y no tiene temor de reconocerlo. Ella es Patricia Patiño, la mujer que cuando Olimpia pierde se echa a llorar y cuando gana se siente la más dichosa del mundo.

Pero ese corazón que late de amor por la “O” se partió en dos hace cuestión de meses, cuando supo que su hermano, el zaguero Juan Patiño, iba a vestir la camiseta del archirrival.

“Mi fanatismo comenzó mucho antes de que él viniera hacia Asunción”, contó Paty, cuya familia es de Pirayú, Paraguarí. Tras esta breve explicación, rememoró cuando Juan se convirtió en la nueva adquisición del Decano, en 2018. “Me llamó y me bromeó porque sabe lo fanática que soy y recuerdo que me dijo que se iba a Cerro, lloré de rabia”, recordó Patricia. Al ver esta escena, Patiño le contó la verdad.

Patricia 2.jpg

“Me sentí tan feliz que es imposible explicar esa mezcla de emociones”, señaló, sin imaginar que era solo cuestión de tiempo para que aquella broma se convierta en realidad. El futbolista de 29 años salió bicampeón con el Rey de Copas y tras su excelente actuación fue transferido al equipo argentino Belgrano de Córdoba.

Difícil

En julio Juan concretó su llegada a Barrio Obrero y desde aquel momento Patricia entró en una encrucijada. “Me es difícil describir lo que sentí cuando me contó, creí que era otra broma pero... no pude reaccionar. No lloré en el momento pero sí entre cuatro paredes”, confesó. Pero asegura: “La sangre no es agua y sé que tengo que apoyarlo porque es su trabajo y él es un profesional”.

Contundente

Juan, como el único varón entre siete hermanos, es el más mimado y al que todas admiran. Eso sí, Patricia es radical respecto a sus sentimientos por el Rey: “Nunca me pondré una camiseta de Cerro, aunque sea la casaca de mi hermano, y jamás pisaré la Nueva Olla”. A pesar de esta locura que solo ella puede entender, pidió a su hermano que deje todo en la cancha. “Si le toca jugar espero que todo le salga bien y él sabe que lo adoro, y nada... que este sábado gane el mejor”, finalizó.

La “orden” que les dejó

Patricia describió a su hermano Juan como una persona súper sensible, hogareña y muy atenta.

Pero a la vez comentó que es de esas personas que deja en claro su postura ante situaciones que no le gustan.

“Nosotras nos rascamos todo cuando a él le retan en las redes sociales, demasiado queremos responder y él nos prohibió que comentemos o digamos algo”, señaló la joven.

Patiño.jpg

Al mismo tiempo mencionó que no es sencillo quedarse de brazos cruzados cuando insultan a un familiar.

“Juan por ejemplo es incapaz de hablar mal de sus compañeros, ese tipo de cosas no le gustan, por más de que haya cometido un error grave”, expresó.

Al ser consultada sobre el curioso apodo de Juan, Patricia explicó. “Mi mamá le puso Tyson como el boxeador porque nos contó que cuando nació era muy gordito y tenía un bulto detrás del cuello y que supuestamente le parecía”, mencionó.

Mensaje

La fanática de la “O” también quiso dejar un mensaje a los que van a la cancha: “Quiero que sea una fiesta total y que los que se vayan recuerden que en sus casas les esperan”.

Dejá tu comentario