Extra

Edición Impresa

Llevó a rastras a su mamá para hacerle un estudio: no había silla de rueda

Funcionarios les dijeron que no tenían silla de ruedas, ni camillas para el familiar.

Apoyada a su pecho, Mercedes Franco llevó a su mamá prácticamente arrastrada por los pasillos del Hospital Regional de Ciudad del Este, Alto Paraná, para realizarse un estudio, porque no había sillas de ruedas, ni camillas en dicho centro asistencial.

“Mi mamá sufrió un preinfarto y estaba internada en IPS, donde nos dijeron que ella debía hacerse una tomografía, pero en la previsional no había, por lo que nos fuimos ayer (por el jueves) al Pabellón de Trauma, donde nos maltrataron”, aseguró Mercedes

Al llegar, desesperada pidió una silla para poder bajarle a su mamá de la ambulancia, ya que la señora no podía pararse ni caminar pero les dijeron que no había; preguntó cómo podía hacer y, grande fue su sorpresa cuando le dijeron, “eso no es mi problema”. “Por eso agarré a mi mamá y le apoyé en mi pecho para llevarla a rastras”, agregó la afectada, quien se sintió humillada con el servicio que prestan en el lugar, ya que buscó por todo el hospital una silla, pero no encontró.

Sí hay sillas

Esperaron parados para que su mamá pueda hacerse la tomografía, al terminar preguntaron al doctor qué salió en los estudios y si todo estaba bien, supuestamente el galeno les respondió que no tuvo tiempo de leer y que revise su médico de cabecera.

La señora de 49 años sigue internada en IPS en estado delicado ya que también tiene un problema en el corazón, del que debe someterse a una cirugía; además, desde hace tres años es paciente dializada.

Por su parte, el director del Hospital, Nelson Zena, dijo que sí hay sillas y camillas disponibles para los pacientes que requieran su uso, pero que hubo mucha gente que lo usaban. “Claro que hay, lo que no tenemos son camilleros y seguridad, por lo que los familiares deben ir a traer para el paciente”, alegó.

Dejá tu comentario